EL MUNDO › SE REUNIERON LOS CANCILLERES KERRY Y JAUA Y ACORDARON DISEñAR UNA HOJA DE RUTA PARA MEJORAR LA RELACIóN

EE.UU. y Venezuela buscan romper el hielo

El vínculo entre Washington y Caracas ha atravesado momentos difíciles. Ayer ambos mostraron voluntad de superar las crisis y el hecho ocurrió horas después de la expulsión de Venezuela de un estadounidense acusado de espionaje.

Estados Unidos y Venezuela acordaron ayer trabajar en el diseño de una hoja de ruta que les permita llevar a niveles positivos las relaciones bilaterales, marcadas en los últimos años por la ausencia de embajadores y continuos incidentes diplomáticos. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el canciller de Venezuela, Elías Jaua, sostuvieron ayer una reunión en la ciudad guatemalteca de Antigua, paralela a la 43ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), y coincidieron en iniciar un proceso de acercamiento entre los dos gobiernos. El encuentro coincidió con la expulsión de Venezuela hasta EE.UU. del documentalista estadounidense Timothy Hallet Tracy, acusado de estar involucrado en tareas de espionaje.

El canciller de Obama declaró que habló con Jaua de establecer una agenda de trabajo que permita trabajar para superar el mal momento que atraviesan las relaciones bilaterales, en su nivel más bajo dada la ausencia de embajadores desde 2010. “Estamos encontrando un camino hacia una relación más constructiva”, añadió Kerry, que planteó el objetivo de pasar rápidamente al nombramiento de embajadores. Por su parte, Jaua se mostró confiado en que la reunión con su colega marque el inicio de una relación de respeto entre ambos gobiernos que será garantía de paz y estabilidad para los dos pueblos. “Cada uno puede tener las críticas a las visiones, a las orientaciones, a las percepciones de procesos políticos tanto internos como de la agenda internacional, pero podemos tratarlos adecuadamente por canales diplomáticos en algunos casos, y en otros casos de manera adecuada, públicamente”, declaró el canciller venezolano. Precisó que el buen vínculo debe estar basado en el respeto mutuo, la no injerencia en los asuntos internos y el tratamiento adecuado de los desacuerdos.

Además Jaua confirmó que habló con Kerry de la posibilidad de avanzar relativamente en el establecimiento de una representación de más alto nivel diplomático en ambos países. Declaró también que la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y el encargado de negocios de Venezuela en Washington, Calixto Ortega, trabajarán en una agenda de temas con la que, una vez que se haya avanzado, se tendrán fechas de próximas reuniones entre altos funcionarios de ambos gobiernos.

Las relaciones bilaterales se empezaron a deteriorar a partir de la llegada al poder en 1999 del fallecido presidente Hugo Chávez (1954-2013), con denuncias venezolanas sobre la injerencia de EE.UU. y acusaciones estadounidenses de autoritarismo al gobierno de Venezuela. Siempre marcadas por declaraciones altisonantes, las relaciones cayeron a su mínimo nivel en diciembre de 2010, cuando Caracas negó el beneplácito a Larry Palmer como embajador de EE.UU. en el país sudamericano, y Washington expulsó al embajador venezolano Bernardo Alvarez.

La reunión de Kerry y Jaua ayer coincidió con la expulsión de Venezuela hasta EE.UU. del documentalista estadounidense Timothy Hallet Tracy, acusado de estar involucrado en tareas de espionaje. “El gringo Timothy Hallet Tracy, capturado haciendo espionaje en nuestro país, fue expulsado del territorio nacional”, escribió el ministro de Interior y Justicia venezolano, general Miguel Rodríguez Torres, en su cuenta de la red Twitter.

Un rato después, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, informó que el Ministerio Público solicitó el archivo de la investigación contra Tracy y, por lo tanto, éste quedó en libertad. “Cuando se presenta un archivo fiscal de acuerdo con el ordenamiento jurídico venezolano, cesan las medidas de privativa de libertad; en consecuencia, Tracy queda en libertad”, detalló Ortega en conferencia de prensa. La fiscal agregó que el procedimiento administrativo de expulsión del país, previsto en la Ley de Extranjería venezolana, le corresponde al Ejecutivo Nacional, el cual tiene la potestad de expulsar a extranjeros que permanezcan en el país.

El realizador, quien estaba haciendo un documental sobre Venezuela, fue detenido el 24 de abril pasado en el aeropuerto internacional de Caracas, cuando se disponía a regresar a EE.UU. El gobierno venezolano lo acusó de pertenecer a la inteligencia estadounidense y conspirar con opositores locales para desestabilizar el país. En declaraciones posteriores divulgadas por el Ministerio del Interior, Torres aseguró que Tracy tenía una serie de trabajos hechos con jóvenes pertenecientes de partidos políticos opositores como Primero Justicia, Voluntad Popular, así como trabajos de inteligencia donde iba recabando información a través de videos, fotografías y reuniones.

La captura de Tracy ocurrió en medio de la situación de crisis que se produjo tras las elecciones del 14 de abril, ganadas por el candidato chavista Nicolás Maduro, y no reconocidas por el líder opositor Henrique Capriles. “Que sirva esto de experiencia para quienes quisieron hacer mofa de esto”, indicó Torres, y afirmó que en Venezuela no se permitirá ningún tipo de actividad de esta naturaleza.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Jaua dijo que habló con Kerry de la posibilidad de nombrar embajadores.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.