EL MUNDO › EL MANDATARIO NORTEAMERICANO INTERPELó A SU PAR IRANí ROHANI PARA QUE TRANSPARENTE SU PROGRAMA NUCLEAR

Obama propone a Irán la vía diplomática

El presidente dijo que instruyó a su secretario de Estado, John Kerry, para que busque un acuerdo con Teherán sobre su programa de enriquecimiento de uranio. Y con respecto a Siria, llamó a aprobar una resolución en el Consejo de Seguridad.

Ante los líderes mundiales que acudieron a la Asamblea General de la ONU, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reivindicó la vía diplomática para tratar el programa nuclear de Irán y la guerra civil en Siria. El mandatario dudó de que la opción militar traiga paz duradera y agradeció la influencia de todas las naciones para lograr una solución pacífica a la guerra civil en Siria. Sin embargo, el mandatario retomó el pedido de una resolución firme del Consejo de Seguridad que asegure que las armas químicas no serán usadas en Siria ni en ningún otro país, y que permita verificar que el presidente Ba-shar Al Assad cumpla con su compromiso de desarme.

En relación con Irán y el programa nuclear, tema central de su discurso, Obama interpeló al nuevo presidente de la República Islámica, Hassan Rohani, y aseguró que apuesta por la diplomacia para lograr un acuerdo, pero pidió que ese país diera pasos transparentes y verificables al respecto. El mandatario dijo que instruyó a su secretario de Estado, John Kerry, para que busque un acuerdo con Irán sobre su programa nuclear en cooperación con la Unión Europea (UE), Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, que conforman el grupo 5+1. “Creo firmemente que hay que probar la vía diplomática”, recalcó el presidente. Ese grupo del 5+1, incluyendo a Kerry, celebrará una reunión con el canciller iraní, Mohamed Jawad Zarif, el jueves en la ONU, en lo que será el encuentro de mayor nivel entre autoridades de Estados Unidos e Irán desde 1979.

Pero Obama, que valoró la apertura discursiva de Rohani (ver aparte), reconoció que las relaciones entre Washington y Teherán no pueden cambiar de la noche a la mañana. “Estamos satisfechos de que el presidente Rohani haya recibido el mandato de los iraníes de seguir un camino más moderado”, dijo. “No obstante, creo que si logramos resolver el asunto del programa nuclear iraní significaría un paso adelante en el camino a una relación diferente”, agregó, luego de recalcar que Estados Unidos no busca cambiar al régimen de Teherán y que respeta el derecho del pueblo iraní a un acceso pacífico a la energía nuclear.

El otro tema esperado en su discurso fue la mención al conflicto en Siria. Tras el acuerdo logrado en Ginebra entre Washington y Moscú para destruir el arsenal químico sirio, la Casa Blanca impulsa una resolución que invoque el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, que abriría la puerta a sanciones y el uso de la fuerza en caso de incumplimiento por parte de Damasco. El mandatario insistió en que su país considera probado que el gobierno sirio usó armas químicas contra civiles en el ataque del 21 de agosto en Damasco, y agregó que sería un insulto a la razón humana pensar lo contrario. Asimismo, señaló que su país destinará 340 millones de dólares más a ayudar a los refugiados sirios.

“Debemos enviar un fuerte mensaje que muestre que el uso de armas químicas no tiene lugar en el siglo XXI”, subrayó Obama. También señaló que no cree que una acción militar garantice una paz duradera en Siria y apuntó que la situación en ese país es el espejo de una contradicción que se arrastra desde hace décadas, ya que en su opinión, a Estados Unidos se lo acusa de entrometerse en Medio Oriente y, a la vez, se lo acusa de no hacer lo suficiente para resolver los problemas de la región. El presidente, sin embargo, remarcó que no dudará en recurrir a su poderío militar si lo considerase pertinente. “Estados Unidos está preparado para emplear todos los elementos de su poder, incluido el uso de la fuerza militar, para asegurar nuestros intereses clave en la región”, advirtió.

Por último, el mandatario abordó el conflicto entre israelíes y palestinos y afirmó que es imperativo que la comunidad internacional se una para perseguir la paz en Medio Oriente. “Vamos a apoyar a los líderes palestinos e israelíes que están dispuestos a recorrer el difícil camino hacia la paz”, afirmó el líder demócrata, que calificó la solución de los dos Estados como el único camino real hacia la paz. “Todos debemos reconocer que si se logra la paz entre israelíes y palestinos eso será una herramienta poderosa para derrotar a los extremistas en toda la región e impulsar a aquellos que están preparados para construir un mejor futuro”, agregó. Las conversaciones directas de paz entre israelíes y palestinos, que estaban paralizadas desde 2010, se reanudaron en julio pasado, en un regreso impulsado por Kerry. De hecho, Obama prevé reunirse hoy en la ONU con el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas, y la próxima semana recibirá en la Casa Blanca al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Por otro lado, Obama quiso aprovechar su discurso para mandar un mensaje a su homólogo ruso, Vladimir Putin, quien cuestionó el concepto del “excepcionalismo” estadounidense en un reciente artículo publicado en The New York Times. “Algunos pueden estar en desacuerdo, pero yo creo que Estados Unidos es excepcional, en parte porque hemos demostrado una voluntad de defender no sólo nuestros propios intereses, sino los de todos”, argumentó. “A su juicio, el peligro para el mundo no es un Estados Unidos demasiado ansioso por involucrarse en asuntos de otros países o por tomar cada problema en una región como propio”, añadió el mandatario, y sostuvo que el verdadero problema es que se creara un vacío de liderazgo que ninguna otra nación es capaz de llenar.

Compartir: 

Twitter
 

“Estamos satisfechos de que el presidente Rohani haya recibido el mandato de los iraníes de seguir un camino más moderado”, dijo Obama.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.