EL MUNDO › EL CASO QUE INVOLUCRO A LA POLICIA INGLESA

“Legalmente muerto”

 Por Cahal Milmo *

La familia de Mark Duggan reaccionó ayer con furia e incredulidad cuando un jurado de investigación determinó que había sido “muerto legalmente” a pesar de no tener en su mano un arma cuando el policía le disparó. Después de tres meses de evidencias contradictorias, el panel de siete mujeres y tres hombres decidieron por mayoría de ocho a dos que la muerte, que desató los peores disturbios de posguerra en Gran Bretaña, estaba en el marco de la ley.

Para los policías involucrados el hecho comenzó cuando detuvieron un taxi que llevaba a un peligroso gángster. Tres autos de la policía obligaron al vehículo de Mark Duggan a hacerse a un lado porque, según la Inteligencia, había recogido un arma de un socio criminal. Media hora más tarde, Duggan, de 29 años, estaba herido fatalmente por dos balas de la policía después de que él se bajara del auto. Las autoridades dijeron que resultó herido en un intercambio de fuego. Dos noches más tarde, Tottenham, en el norte de Londres estaba en llamas y los disturbios comenzaron a esparcirse por toda Inglaterra, costando millones de libras en daños, devastando comunidades y agobiando al sistema judicial penal.

El abogado de la familia Duggan describió el veredicto como “perverso” y anunció que se estaba considerando una revisión judicial sobre los procedimientos de la investigación. Mientras la policía intensificaba las patrullas en Tottenham, la tía de Duggan, Carole, dijo que su sobrino había sido “ejecutado”.

En medio de los arrebatos de angustia en la sala de audiencias, el jurado llegó a la conclusión de que la víctima, que la policía creía que era un miembro activo de una banda criminal, se había librado del arma que había recogido de un dealer de droga cuando el taxi en el que viajaba fue detenido por las fuerzas de Scotland Yard en Tottenham en agosto de 2011. El panel, que había recibido una lista de cinco preguntas para guiar sus deliberaciones, encontró que Duggan había dispuesto del arma “en cuanto el taxi se detuvo y antes que cualquier oficial estuviera en el pavimento”. El arma, una pistola Bruni Olympic, que el jurado decidió unánimemente que la portaba Duggan, fue encontrada en el pasto detrás de una verja a unos siete metros de donde cayó con heridas de arma en su brazo y su pecho. El jurado había escuchado la evidencia del policía que hizo los disparos, conocido solo como V53, quien dijo que había visto a Duggan levantando un arma oculta en una media, cuando él disparó. Otros testigos dieron relatos disímiles, que iban desde testimonios de que Duggan estaba llevando un celular cuando sonaron los disparos, hasta la acusación de una mujer de que el arma había sido plantada por la policía. La interpretación de estas contradicciones por parte del jurado nunca se sabrá.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.