EL MUNDO › EL REPORTERO DESAPARECIDO HABIA DENUNCIADO UNA OLA DE RAPTOS

Otro secuestro en Veracruz

Un periodista mexicano que denunció una ola de secuestros fue sacado por la fuerza de su casa por cinco personas que lo metieron en una camioneta y se lo llevaron el miércoles. Su familia contó a las autoridades que los hombres llamaron a la puerta y preguntaron por “el fotógrafo”. Entonces Gregorio Jiménez se asomó y los agresores irrumpieron en la vivienda en la ciudad de Coatzacoalcos, estado de Veracruz.

La Procuraduría General de Justicia de Veracruz ratificó que Jiménez, quien trabaja para los periódicos El Liberal y Notisur, fue raptado y se puso en marcha un operativo de rescate con policías militares y agentes de la Marina para dar con su paradero. La esposa del comunicador contó que “cinco hombres encapuchados y armados que viajaban en una camioneta gris lo sacaron a la fuerza de su casa”, reseñó el diario Notisur. Los familiares de Gregorio Jiménez fueron resguardados por fuerzas federales para evitar que sufrieran algún ataque; entre tanto, los reporteros del estado emitieron un alerta en todas las redes sociales.

El rotativo precisó que el periodista había escrito varias notas sobre una serie de secuestros en Villa Allende, un barrio popular de Coatzacoalcos. Agregó que Jiménez recibió amenazas a pesar de no realizar reportajes de investigación. Jiménez es descripto por sus familiares como un reportero que tenía mucho cuidado con los temas que cubría. No quería poner en riesgo a sus hijos. Veracruz es una de las regiones mexicanas donde se producen más secuestros. Los Zetas, el cartel creado por ex militares mexicanos de elite, tienen una importante presencia en la región, según los informes de la fiscalía nacional.

El diario Notisur emitió un comunicado al conocer la noticia lamentando lo ocurrido a su compañero de labores. “Lo más importante es que nuestro colaborador y amigo aparezca con vida y en buen estado de salud”, dice el comunicado. “Gregorio es un periodista honesto y trabajador, como está plenamente acreditado con su línea de conducta y podemos atestiguar todos quienes le conocemos”, puntualizó el texto.

Mientras tanto, la Comisión Estatal de Atención a Periodistas se encuentra con la familia del reportero para brindarles atención, y otra comisión está junto a las autoridades en la búsqueda de Jiménez.

El hecho no puede considerarse aislado. Los periodistas ejercen su profesión en un entorno de riesgo. Milo Vela, el seudónimo que usaba Miguel Angel López para firmar sus noticias sobre el crimen organizado en el diario Notiver, fue asesinado en junio de 2011 en la misma ciudad. Su caso, como el de otros 18 trabajadores de prensa, sigue sin resolverse.

Compartir: 

Twitter
 

Hubo marchas en Veracruz.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.