EL MUNDO › ADVERTENCIA DE WASHINGTON Y MANIOBRAS MILITARES DE MOSCú EN PAíSES FRONTERIZOS

Escalada diplomática en torno de Ucrania

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchinov, ordenó esta semana crear la Guardia Nacional en medio de la creciente tensión por el ingreso de tropas rusas en la península, que fue cedida por Rusia a Ucrania en 1954.

Ucrania llamó a sus ciudadanos a integrar una policía militarizada y pidió a la ONU que detenga la “agresión” rusa en su contra, mientras crece la tensión entre el eje Estados Unidos-Unión Europea (UE) y Moscú, a tres días de un referendo sobre la reunificación de Crimea con Rusia. Las fuerzas armadas rusas intensificaron en los últimos días sus maniobras militares en varias regiones fronterizas con Ucrania, informó ayer el Ministerio de Defensa de Rusia. “El principal objetivo es comprobar el estado de preparación de las unidades militares y la realización de misiones de combate de instrucción sobre terreno desconocido”, señaló el ministerio en un comunicado.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, subió el tono de las advertencias a Rusia y alertó que Bruselas y Washington “responderán con medidas muy serias” si Moscú no abandona sus intenciones de anexar la estratégica península del sur de Ucrania tras el referendo del domingo. “Habrá una respuesta si no hay pasos para avanzar hacia una solución, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense en una audiencia ante el Senado en Washington, en la que subrayó que su esperanza es que “no nos pongan en la posición de tener que hacer eso”.

La anexión profundizaría uno de los mayores conflictos entre Rusia y Occidente desde la Guerra Fría, iniciado a fines del mes pasado luego de la destitución del presidente ucraniano Viktor Yanukovich y su reemplazo por nuevas autoridades antirrusas no reconocidas por Moscú.

Ucrania denunció hace dos semanas que Rusia invadió, con 20.000 soldados, la península de Crimea, una región autónoma ucraniana, pero de mayoría rusa, donde está anclada la flota rusa del Mar Negro. Rusia negó la acusación, pero dijo que se reserva el derecho a usar la fuerza para proteger a los rusos de Crimea.

En medio de una gran tensión, el Parlamento de Crimea convocó a un referendo para este domingo para consultar a la población local, el 60 por ciento de la cual es rusoparlante, sobre la integración a la Federación Rusa, consulta que fue declarada “ilegal” por Ucrania, Estados Unidos y la UE, pero legítima por Moscú. “No hay justificación, no hay legalidad para este referendo”, organizado “bajo la huella de más de 20.000 uniformados” rusos y “sin debate alguno”, dijo ayer Kerry, que mañana se reunirá en Londres con su par ruso, Serguei Lavrov, para tratar de llegar a una solución diplomática a la crisis en Ucrania.

En la misma línea, la canciller alemana, Angela Merkel, advirtió a Moscú que Rusia se arriesga a “daños cuantiosos” tanto políticos como económicos si no cambia su postura. “Señoras y señores, si Rusia sigue su senda de las últimas semanas, no sólo será una catástrofe para Ucrania”, dijo en un discurso ante el Bundestag (Cámara baja), en los términos más firmes expresados hasta ahora por la canciller.

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchinov, ordenó esta semana crear la Guardia Nacional en medio de la creciente tensión por el ingreso de tropas rusas en la península, que fue cedida por Rusia a Ucrania cuando ambos países integraban la Unión Soviética, en 1954. El Parlamento ucraniano aprobó ayer la creación de la Guardia. “La creación de la Guardia Nacional de Ucrania es un paso muy importante para el país como respuesta a los intentos desde el exterior de desestabilizar la situación”, dijo el ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov.

“Unos 20.000 ucranianos podrán formar pronto la reserva especial de la nueva Guardia Nacional y estar preparados para cumplir las tareas de defensa de la paz y estabilidad en el país”, escribió Avakov en su página de Facebook. Según el ministro, unos 50.000 ciudadanos ucranianos ya se mostraron dispuestos a integrarse a la Guardia, cuyos campos de instrucción comenzarán a funcionar hoy.

En tanto, Rusia intensificó ayer sus maniobras militares en varias regiones fronterizas con Ucrania, en las que desplegó unos 4000 soldados. Además, varias unidades de infantería aerotransportada, las tropas de elite rusas mejor preparadas para el combate, fueron trasladadas a la región de Rostov, para participar en ejercicios de instrucción, agrega el comunicado ministerial. Paralelamente, mientras muestra sus dientes, Rusia entreabrió la puerta a un posible primer contacto con las nuevas autoridades de Ucrania en el marco de una reunión de viceministros de Exteriores de la post-soviética Comunidad de Estados Independientes (CEI).

“Queremos insistir en que estábamos y estamos dispuestos a la celebración de la reunión. Todo depende de la parte ucraniana, que en una nota del Ministerio de Exteriores aseguró que tal encuentro será inaceptable”, informó la Cancillería rusa en un comunicado.

Antes de que se votara la creación de la Guardia Nacional, la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania aprobó una resolución en la que pide a la ONU que debata con urgencia la situación creada en la república autónoma de Crimea tras el “acto de agresión” de Rusia. El documento, aprobado por 250 de los 330 diputados presentes en la sala, señala que “pese a la moderación y contención de los órganos de poder y de las fuerzas armadas de Ucrania, la situación en Crimea continúa empeorando debido a las acciones por parte de las fuerzas armadas de Rusia y su flota del Mar Negro”. “En la práctica, se trata de un acto de agresión no provocado de la Federación Rusa contra Ucrania”, subraya la resolución.

Compartir: 

Twitter
 

Policías ucranianos asisten a un manifestante que fue golpeado por prorrusos en Donetsk.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.