ECONOMíA › POLéMICA POR LAS DECLARACIONES DE JOHN KERRY EN TORNO DE LA DISPUTA CON LOS FONDOS BUITRE

Estados Unidos no cambia de posición

El secretario de Estado norteamericano dijo que no presentará un escrito a la Corte Suprema en respaldo a la Argentina. El gobierno argentino aclaró que nunca se pensó en la posibilidad de tal escrito, ni lo dicho cambia la posición conocida del gobierno de Obama.

 Por Tomás Lukin

El canciller de Estados Unidos, John Kerry, aseguró el miércoles que el gobierno norteamericano no presentará un escrito a la Corte Suprema de ese país donde respalde la posición argentina en la disputa con los fondos buitre. Las chances de que el máximo tribunal estadounidense acepte revisar el caso y se exprese en favor de la Argentina son escasas. Desde el equipo económico reconocen que la presentación de un escrito de la administración Obama en sintonía con la argumentación oficial es un elemento relevante para acercarse a ese objetivo. Como ya sucedió en instancias previas, “es prácticamente imposible”, sostienen en el Palacio de Hacienda, que Estados Unidos introduzca un amicus curiae en favor del país en forma espontánea. Por eso, más allá de las taxativas y sorpresivas declaraciones del diplomático, realizadas durante la defensa del presupuesto de su cartera para 2015, en el Gobierno no descartan que la Corte Suprema pida a las autoridades estadounidenses su opinión. Si eso sucede, el Departamento de Justicia –no la cartera a cargo de Kerry– está obligada a responder a través del fiscal general del Estado, Donald Verrilli. De hecho así sucedió la semana pasada en la causa satélite donde los buitres buscan información para trabar embargos contra activos argentinos en el exterior.

Hoy termina el plazo para quienes deseen presentar un amicus curiae en forma espontánea ante la Corte Suprema, aunque la información recién estará disponible la próxima semana. Como ya sucedió ante la Cámara de Apelaciones, se espera que Francia respalde la posición argentina y no se descarta que otros países hagan lo suyo. Uno de los posibles apoyos provendría del gobierno de México. La existencia de presentaciones de peso eleva las posibilidades de que la Corte Suprema solicite la opinión de Estados Unidos. Pero no sólo los países presentan amicus curiae. Otro posible respaldo es el del FMI, que ya había hecho pública su intención de fortalecer la posición argentina en segunda instancia, aunque finalmente no realizó esa presentación. “El Fondo está seriamente preocupado por las extensas implicancias sistémicas que podría tener la decisión del tribunal para los procesos de reestructuraciones de deuda en general”, respondió ayer el vocero del FMI, Gerry Rice, al ser consultado sobre las afirmaciones de Kerry, aunque evitó expresarse sobre un posible amicus curiae del Fondo.

Las declaraciones del secretario de Estado norteamericano fueron taxativas; pero fuentes diplomáticas consultadas por Página/12 consideraron que, por el momento, no revelarían un cambio de visión de la administración Obama, que ya presentó dos amicus curiae a pedido de la Corte en los últimos tres meses. Un elemento relevante que fue dejado de lado sobre las declaraciones del canciller norteamericano es el contexto en el que fueron realizadas sus afirmaciones. El funcionario descartó que su ministerio vaya a respaldar la posición argentina durante una audiencia frente a la Comisión de Apropiaciones de la Cámara baja del Congreso de Estados Unidos.

Durante ese encuentro con diputados, Kerry tenía que defender el presupuesto de su cartera para 2015 frente a una subcomisión donde los republicanos son mayoría. Con Ucrania como tema central (en su disputa geopolítica con Rusia, el gobierno de Obama pretende otorgarle un crédito por mil millones de dólares), el funcionario respondió durante dos horas las preguntas de los legisladores. “Quiero traer un poco la discusión hacia nuestro continente”, indicó Mario Díaz-Balart al consultar a Kerry sobre lo que el diputado por Florida consideró violaciones a los derechos humanos en Cuba y Venezuela, así como la disputa entre Argentina y los fondos buitre. Antes de preguntarle sobre el posicionamiento del Departamento de Estado en la causa, el anticastrista y antichavista Díaz-Balart acusó al Gobierno de trabajar con “Irán para borrar la responsabilidad en el atentado” a la AMIA. “Si se lo solicitan las cortes, ¿el Departamento de Estado volverá a presentar un amicus curiae, respaldando la posición argentina?”, le preguntó un legislador republicano. “Puedo responder eso muy rápido: no lo vamos a hacer. Eso está claro”, retrucó Kerry. Además, el funcionario enfatizó la “presión” de su país para que “Argentina pague sus deudas con el gobierno de Estados Unidos y los acreedores privados”. En ese sentido, recordó el acuerdo de pago con bonos que puso fin a juicios en el Ciadi con empresas norteamericanas y ponderó el “nuevo índice de precios para hacer frente a las deficiencias y a los requerimientos del FMI”.

Compartir: 

Twitter
 

John Kerry, secretario de Estado. Su exposición ante el Capitolio despertó ansiedad y especulaciones.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.