ECONOMíA › POR NO INFORMAR OPERACIONES FINANCIERAS SOSPECHOSAS

Multan a Santander, Macro y Suquía

La Unidad de Información Financiera (UIF) multó ayer a tres bancos y a una empresa de juegos de azar por incumplimiento en el deber de informar operaciones sospechosas de lavado de dinero. La entidad que conduce José Sbattella sancionó al Santander Río por 321.695 pesos, al Macro por 2.136.462 pesos y el ex Banco Suquía (absorbido por el Macro) por 791.159 pesos, como resultado de un proceso de investigación iniciado en 2011. “La investigación surgió a partir de reportes por la compra de divisas”, explicó Sbattella a Página/12. El organismo también multó a la empresa Marbella, dedicada a servicios de entretenimientos de juegos de azar, con un importe de 10 mil pesos. Esta última fue por no responder a los requerimientos de información de la UIF.

Tras los cambios normativos aplicados por la UIF, en sintonía con los requerimientos internacionales en materia de prevención del lavado y de financiamiento de terrorismo, los bancos son “sujetos obligados” a informar en caso de operaciones sospechosas, para lo cual deben solicitar a sus potenciales clientes información patrimonial. En el caso del Santander Río, la UIF precisó que inició el sumario a la entidad por no haber reportado operaciones de compra de moneda extranjera, efectuadas por un cliente entre enero y marzo de 2009, por un monto superior a los 300 mil pesos.

La multa sobre el Macro fue resultado de una investigación iniciada en 2011 por la “omisión de efectuar un reporte de 40 operaciones sospechosas de compraventa de moneda extranjera con dinero en efectivo, entre agosto de 2005 y agosto de 2007, por un monto superior a los 2 millones de pesos. En cuanto al ex Banco Suquía, las sospechas surgieron a partir de las operaciones por casi 800 mil pesos de un cliente habitual, entre abril de 2006 y octubre de 2007, quien realizó una serie de depósitos en efectivo y los retiró a las 48 horas siguientes. “En todos los casos, las entidades no registraron los antecedentes de quienes compraron divisas”, explicó Sbattella.

La UIF comunicó además que el ex Banco Bisel (también fue adquirido por el Macro, propiedad de Jorge Brito), investigado por operaciones sospechosas efectuadas por una Asociación Mutual, “quedó eximido por tratarse de operaciones que no debieron ser notificadas”. En lo que va del año, la UIF sancionó a varias entidades financieras y al Hipódromo de Palermo. En este último caso, por falencias en los sistemas “antilavado”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.