EL MUNDO › RECLAMO DEL PRESIDENTE CUBANO EN LA III CUMBRE DE LA CELAC

Raúl Castro exige el fin del embargo

El jefe de Estado cubano reconoció el llamado que hizo la semana pasada su par Obama al Congreso norteamericano para que levantar el bloqueo, pero pidió medidas ejecutivas para alcanzar ese objetivo.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, exigió a Estados Unidos el fin del bloqueo económico que mantiene contra la isla. “El establecimiento de relaciones diplomáticas es el inicio de un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, pero ésta no será posible mientras exista el bloqueo”, afirmó Castro en su discurso, ante el plenario de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se celebra en Costa Rica, en su primera declaración tras la reunión bilateral de alto nivel celebrada hace una semana en La Habana.

“El problema principal no ha sido resuelto. El bloqueo económico, comercial y financiero, que provoca enormes daños humanos y económicos y es una violación del derecho internacional, debe cesar”, insistió Castro, quien dijo reconocer que el camino para lograrlo será largo y difícil.

El jefe de Estado cubano reconoció el llamado que hizo la semana pasada el presidente Barack Obama al Congreso norteamericano para que ponga fin al embargo vigente desde 1962, pero le pidió avanzar más tras señalar que las medidas de flexibilización son limitadas. “Podría utilizar con determinación sus amplias facultades ejecutivas para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo, aun sin la decisión del Congreso”, consideró el menor de los hermanos Castro sobre la posibilidad de que Washington dé por terminado el embargo por decreto. Los departamentos de Comercio y del Tesoro anunciaron recientemente una serie de cambios para flexibilizar las restricciones a viajes que realicen ciudadanos estadounidenses a Cuba y el intercambio comercial bilateral, pero el grueso de sanciones económicas y comerciales se mantiene ya que están codificadas en ley –en especial la denominada ley Helms-Burton, de 1996– y solamente podrán ser desmontadas previo debate y aprobación en el Congreso.

A su vez, el mandatario cubano recordó que para que la normalización de relaciones con la isla llegue a buen puerto, su país debe ser retirado de la lista norteamericana de naciones que patrocinan el terrorismo, debe devolverse el territorio de Guantánamo y se tienen que realizar cambios en las normas migratorias estadounidenses, que, afirmó, estimulan la emigración ilegal desde Cuba. “Es lo que nuestra delegación ha dicho al Departamento de Estado en las conversaciones bilaterales de la semana pasada y se requerirán más reuniones para tratar estos temas. Hemos compartido con el presidente de Estados Unidos la disposición a avanzar hacia la normalización de las relaciones bilaterales una vez que se sean restablecidas las relaciones diplomáticas, lo que implica adoptar medidas mutuas para mejorar el clima entre ambos países”, puntualizó Castro. El veterano dirigente acude al primer encuentro con colegas latinoamericanos desde el histórico anuncio del 17 de diciembre sobre la reconciliación entre Cuba y Estados Unidos, y agradeció a los países de la Celac, que no incluye a Estados Unidos y Canadá, su postura de rechazo al bloqueo.

Entretanto, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró que los países latinoamericanos, con su nivel de ingreso actual, podrían erradicar toda forma de pobreza si tuvieran una mejor distribución de ingresos. Citando datos de la Comisión Económica para América latina (Cepal), el mandatario ecuatoriano dijo que 167 millones de latinoamericanos viven en condiciones de pobreza, de los cuales 71 millones están en la indigencia, lo que calificó como una forma de violencia. Correa planteó la necesidad de que la Celac adopte metas cuantificables en su gestión, como reducir la pobreza extrema a la mitad de su nivel actual en los próximos cinco años. Llamó también al bloque a prestar mayor atención a la ciencia, tecnología e innovación para alcanzar el desarrollo y el crecimiento económico.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, instó a la Celac a buscar posiciones conjuntas para lograr una mayor integración. “El lento crecimiento económico que actualmente experimenta la región pone en riesgo el éxito alcanzado en la reducción de la pobreza y la desigualdad”, expresó Insulza en un discurso durante la III Cumbre de la Celac. “El desafío es recuperar el ritmo de crecimiento de la década pasada en América latina y el Caribe y alcanzar más integración regional, fortalecimiento de los mercados internos, mejor educación, infraestructura y ciencia y tecnología”, manifestó el dirigente chileno, en sintonía con lo expresado por Correa.

Compartir: 

Twitter
 

Raúl Castro habló en la apertura de la cumbre regional.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.