EL MUNDO › UN JUEZ DE TEXAS IMPUGNó LA REFORMA DE OBAMA EN EE.UU.

Freno al blanqueo migratorio

El fallo del juez texano Andrew Scott Hanen, criticado por la Casa Blanca, se conoció el lunes, dos días antes de la apertura del plazo para extender el programa destinado a impedir la deportación de millones de jóvenes indocumentados.

Un juez federal estadounidense frenó ayer las medidas migratorias adoptadas por el presidente Barack Obama, que contemplan la legalización de cerca de 5 millones de indocumentados. El fallo del juez texano Andrew Scott Hanen, criticado por la Casa Blanca, se conoció el lunes, dos días antes de la apertura del plazo para extender el programa destinado a impedir la deportación de millones de jóvenes indocumentados, conocido como Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA, sus siglas en inglés).

Washington rechazó el dictamen de Hanen y anunció que apelará la medida, señalando que el gobierno federal puede establecer las prioridades en la aplicación de las leyes migratorias. “La decisión de la Corte federal impide erróneamente que entren en vigor estas políticas legales y de sentido común y el Departamento de Justicia indicó que apelará”, aseguró ayer el portavoz de la Casa Blanca, John Earnest.

La decisión del juez se anunció en vísperas del comienzo del plazo de inscripción por el que un gran número de indocumentados podía refugiarse bajo el DACA, que posterga tres años su deportación y le permite obtener un permiso de trabajo temporal. Además de la ampliación del DACA, las acciones ejecutivas incluyen también un nuevo programa para conceder permisos de trabajo de ciudadanos estadounidenses o hijos con status permanente.

En su fallo, el juez que instruye la causa por la demanda presentada por 26 estados (24 republicanos y 2 demócratas) contra las acciones ejecutivas, explicó que de no frenarlas se produciría un daño irreparable en la economía nacional, dado que la aplicación de dichas medidas implicaría grandes costos para los presupuestos locales. La base de la demanda es la convicción de los estados que la presentaron de que con las medidas migratorias, el mandatario “sobrepasó” los poderes que tiene como presidente y falló así en su obligación de garantizar que las leyes sean cumplidas. El gobernador de Texas –que fue quien presentó la demanda el año pasado, cuando todavía era el fiscal general de ese estado– Greg Abbott, celebró la decisión de Hanen. “El presidente había renunciado a su responsabilidad de proteger la Constitución de Estados Unidos en su intento por ignorar las leyes aprobadas por el Congreso, y la decisión de Hanen le pone freno”, señaló Abbott.

La decisión tomada por Hanen recibió críticas por parte de los demócratas. El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, destacó estar de acuerdo con la iniciativa propuesta por Obama. “Es lícita y consistente con los valores de este país de compasión, inclusión y libertad”, expresó. De Blasio se mostró confiado en que la Corte de Apelaciones, a la que recurrirá el Ejecutivo, apoyará las medidas migratorias. “La ciudad de Nueva York continuará preparándose para la implementación de las medidas ejecutivas del presidente y pidiéndoles a los inmigrantes que se preparen para registrarse cuando estos programas comiencen”, señaló el alcalde. También se ha pronunciado la presidenta del Consejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, quien lamentó que los estados republicanos amenacen con dejar sin presupuesto al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), encargado de implementar las medidas migratorias. “Los hechos son claros: el plan de alivio del presidente Barack Obama es constitucional y necesario. Beneficiará al país y sigue el liderazgo de otros presidentes que han tomado acciones ejecutivas en materia de inmigración”, indicó la funcionaria.

Pese al revés judicial, las organizaciones que apoyan la reforma migratoria expresaron que continuarán trabajando para que las acciones tomadas por Obama entren en vigor. En este sentido, Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de La Raza, confía en que el tribunal superior levantará la suspensión. “No estamos de acuerdo con la decisión de la Corte y creemos que un tribunal superior va a reafirmar la legitimidad de las medidas tomadas, al igual que incontables expertos legales que afirman que el presidente tiene autoridad para actuar”, declaró la mandataria de una de las organizaciones hispanas más influyentes de Estados Unidos.

Compartir: 

Twitter
 

Obama durante el anuncio de su reforma migratoria, el 20 de noviembre del 2014.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.