EL MUNDO › CAYó UNA RED ACUSADA DE DESVíOS MILLONARIOS

Estafa en un banco estatal de Brasil

Un nuevo escándalo de corrupción estalló en Brasil. Ayer se conoció la existencia de una millonaria estafa a la Caixa Económica Federal. La policía brasileña desarticuló una red acusada de desviar cerca de 100 millones de reales (31,2 millones de dólares) del segundo mayor banco público, lo que aumentó la presión sobre el gobierno de Dilma Rousseff. La operación para desmontar la trama enquistada en la entidad bancaria coincide con el primer aniversario del caso Lava Jato (lavado de autos), que investiga a Petrobras y una red de corrupción que habría movido unos 4000 millones de dólares en una década.

En medio de este escenario, Rousseff prometió un paquete de medidas para intensificar el combate a la corrupción e insistió en que su gobierno fue el que más enfrentó esta lacra en los últimos años. El nivel de alerta del gobierno se acentuó más ayer al descubrirse el millonario desvío de dinero en la Caixa Económica Federal. El juez a cargo de la investigación libró 34 órdenes de conducción coercitiva para permitir que los acusados sean trasladados y sometidos a interrogatorios en comisarías, así como 10 mandatos de separación de funcionarios públicos de sus tareas. Los responsables por la operación también cumplieron 20 órdenes de decomiso de vehículos y 31 órdenes de allanamiento y de bloqueos de cuentas corrientes en los estados de Minas Gerais, Río de Janeiro y San Pablo.

Sobre el escándalo de Petrobras, ayer se pronunció el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), quien afirmó que no es creíble que la jefa de Estado y su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, desconocieran el caso de corrupción en la petrolera. La fiscalía brasileña acusó el lunes al tesorero del gubernamental Partido de los Trabajadores (PT) João Vaccari de delitos de corrupción y lavado de dinero relacionados con la trama de ilícitos en la petrolera estatal. Vaccari, también acusado de asociación para delinquir, fue señalado por otros acusados en el caso como el responsable de desviar al PT parte de supuestos millonarios sobornos que pagaban empresas constructoras a la estatal a cambio de contratos.

“Tenemos evidencias de que João Vaccari Neto tenía conciencia de que esos pagos fueron hechos a título de soborno”, dijo el fiscal Deltan Dallagnol en una rueda de prensa en Curitiba, donde está radicado el caso.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.