EL MUNDO › AL MENOS DOS MUERTOS Y CIEN HERIDOS DURANTE UN ACTO DEL PARTIDO OPOSITOR PRO KURDO

Dos explosiones sacuden la campaña turca

Después del atentado en Diyarbakir, hubo choques entre los simpatizantes del Partido Democrático de los Pueblos y la policía, que usó gas lacrimógeno contra la muchedumbre.

Dos días antes de las elecciones generales en Turquía, ayer al menos dos personas murieron y un centenar resultó herida al producirse dos explosiones durante un acto del opositor pro kurdo Partido Democrático de los Pueblos, en el sudeste del país eurasiático.

Las detonaciones tuvieron lugar ayer al mediodía, en una colmada plaza de Diyarbakir, la oficiosa capital kurda de Turquía, donde se habían congregado miles de personas, justo antes de la intervención del presidente del partido, Selahattin Demirtas. Las cifras de víctimas fueron dadas a conocer por Mehdi Eker, ministro de Agricultura y diputado por Diyarbakir, quien reconoció que varios de los heridos se encuentran en grave estado y que varias personas sufrieron amputaciones.

La prensa local informó, en un primer momento, que las deflagraciones se debían a la explosión de un transformador eléctrico. Sin embargo, testigos afirman que se escucharon dos detonaciones diferentes, con un intervalo de tres minutos, cerca de una unidad de distribución eléctrica, al tiempo que el ministro turco de Energía, Taner Yildiz, rechazó que el incidente se debiera al estallido de un transformador.

Selahattin Demirtas, conocido en los medios europeos como el Tsipras turco, al ser comparado con primer ministro griego, el izquierdista Alexis Tsipras, hizo de inmediato un llamamiento a mantener la calma y pidió que nadie se dejara arrastrar a ningún tipo de provocación. “El Partido Democrático de los Pueblos no caerá en esta trampa. Ningún partido es nuestro enemigo. Pese a todas las provocaciones, pase lo que pase, mantendremos la disciplina hasta el final de las elecciones. Nunca se dejen vencer por la furia”, pidió Demirtas en un emotivo discurso mientras las ambulancias socorrían a las víctimas.

No obstante, según el canal de televisión kurdo Med-Nuçe, hubo choques entre los simpatizantes del Partido Democrático de los Pueblos y la policía desplegada en el área, que usó gas lacrimógeno contra la muchedumbre, pero los disturbios no se generalizaron.

Con su carisma, humor y un estilo calmo y cordial, Demirtas se transformó en la revelación de la campaña electoral, y su popularidad puede beneficiar al Partido Democrático, que busca superar el 10 por ciento de los votos para ingresar al Parlamento.

Si el Partido Democrático del Pueblo supera el mínimo necesario para ingresar al Parlamento obtendría unas 50 bancas, lo que podría privar al oficialista partido de la justicia y el desarrollo (AKP) del presidente Recep Tayip Erdogan de alcanzar la mayoría (330 bancas de 550).

El partido de Demirtas espera captar gran parte de los votos de la comunidad kurda (casi el 20 por ciento de la población turca), pero también espera aprovechar del inédito apoyo de miles de votantes en las grandes ciudades del país.

Demirtas, con un programa marcadamente de izquierda, que pone énfasis en los derechos de las mujeres y la ecología, presenta en su lista a candidatos de diferentes medios y orígenes –armenios, asirios, árabes, kurdos, turcos, laicos y religiosos–, pretende cambiar el paisaje político turco y frenar la aspiración del presidente Erdogan de reformar la Constitución para cambiar el sistema presidencial. Una encuesta publicada ayer por diarios locales sostiene que el Partido Democrático podría obtener el 12 por ciento de los votos.

El Partido Democrático fue objeto durante la campaña electoral de decenas de ataques, que causaron varios heridos graves. Al envío de dos paquetes bomba a oficinas de esa fuerza política en el sur de Turquía, a mediados de mayo, se sumó ayer una agresión nacionalista en Erzurum, en el nordeste del país, donde el partido izquierdista celebraba un acto.

Los agresores incendiaron el miércoles un minibus del partido y causaron graves quemaduras al conductor, además de intentar linchar a otros participantes.

Un estallido general de violencia a días de las elecciones generales podría complicar la aspiración del Partido de Demirtas de superar el umbral del 10 por ciento de los votos para acceder al Parlamento.

Según analistas, una violenta revuelta kurda volvería a despertar los temores de buena parte de la población turca que asocia este partido a la guerrilla kurda.

Compartir: 

Twitter
 

Policías y simpatizantes del partido pro kurdo chocan tras la explosión.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.