EL MUNDO › LA PRESIDENTA CHILENA MICHELLE BACHELET VISITO EL VATICANO, HABLO EN LA FAO Y ESCUCHO A INTI ILLIMANI

El Papa, el hambre y la canción del exilio

Aparte de los encuentros formales en estos casi cuatro días en la capital italiana, la mandataria chilena participó de la colocación de una placa recordatoria con exiliados y un concierto del grupo Inti Illimani en un mercado.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Una intensa visita a Roma hizo la presidenta chilena Michelle Bachelet esta semana, durante la cual fue recibida por el papa Francisco en el Vaticano pero también por el presidente de Italia, Sergio Mattarella, y el primer ministro Matteo Renzi, además de participar de la inauguración de la 39a Conferencia de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). Pero aparte de los encuentros formales en estos casi cuatro días en la capital italiana, la presidenta participó con sus connacionales de dos eventos que emocionaron a muchos: la colocación de una placa recordatoria en la que era la sede de Chile Democrático, una organización que agrupó a los exiliados chilenos llegados a tierra italiana después del golpe de Estado de Pinochet en 1973, y la visita al Mercado de Testaccio, un barrio de Roma donde se inspiró la pieza musical del mismo nombre del grupo folklórico chileno Inti Illimani, que ahora radicado en Chile estuvo el jueves en el mercado para interpretar la obra con guitarra, charango, flauta y siku y dedicarla a la presidenta y al alcalde de Roma, Ignazio Marino.

Bachelet fue recibida el viernes por el papa Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano. Fue un encuentro insólitamente prolongado, cuarenta y siete minutos, casi el doble de lo que duran en promedio los encuentros internacionales del pontífice. Según el Vaticano, “se abordaron temas de interés común, como la defensa de la vida humana, la educación y la paz social”. Y en “la defensa de la vida” muy posiblemente se tocó el aborto, dado que en Chile está en discusión una ley que lo legalizará. También se habló de la situación en América latina “haciendo referencia en particular a algunos desafíos que interesan al continente”, precisó la Santa Sede. Luego, en un breve encuentro con la prensa, Bachelet calificó su reunión con el Papa como “maravillosa” donde hablaron, dijo, de la familia, la pobreza, las desigualdades sociales y de su próximo viaje a Chile, que cumplirá en 2016 en ocasión de su visita a Argentina y Uruguay. “Con el Papa también hablamos de un fenómeno difundido en el mundo, la crisis de confianza y de representación y en qué modo la política y la moral pueden contribuir a construir una sociedad más justa”, añadió la presidenta. Ni el Vaticano ni Bachelet hicieron referencia al tema de la salida al mar para Bolivia, que el país andino está llevando a la discusión en distintos ámbitos internacionales. Y cuando los periodistas le preguntaron, la presidenta dijo que se trataba de un “tema bilateral”, descartando así una eventual mediación papal sobre el asunto de la que se ha venido hablando.

Ayer, junto al presidente de Italia Sergio Mattarella y al ex presidente de Brasil. Luiz Inácio Lula da Silva, Bachelet participó en la FAO de la inauguración de 39a Conferencia de esa institución de Naciones Unidas de la que participarán 130 ministros y 14 jefes de Estado, entre ellos la presidenta Cristina de Kirchner y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ambos el lunes próximo, y la reina Letizia de España y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el 12 y el 13 de junio respectivamente. “Las mujeres tienen la llave que abre las puertas a un mundo libre de hambre y de pobreza”, dijo en su discurso ante la FAO en el que también hizo referencia a los logros de su país en materia de pobreza y desnutrición.

En los días precedentes, la mandataria chilena fue recibida por el presidente Mattarella y luego por el primer ministro Matteo Renzi. Durante este último encuentro bilateral hablaron de la relación económica entre ambas naciones porque Italia, dijo Bachelet, “tiene mucho que aportar a Chile en este ámbito”. “Hemos trabajado con el presidente del Consejo de Ministros –señaló la presidenta en una declaración conjunta con Renzi–, mirando cuáles son las áreas que hoy día llevamos adelante y que queremos profundizar, porque tenemos un excelente intercambio comercial, pero hay áreas donde podemos seguir creciendo.” El tema energético estuvo entre los puntos abordados, sobre todo energía renovable, geotermia y solar y teniendo presente que la empresa de energía italiana ENEL tiene planeado invertir en Chile cinco mil millones de dólares hasta el 2017.

De la colocación de la placa en Chile Democrático, muy temprano por la mañana del jueves, participó el alcalde de Roma Marino pero también el ex presidente de la República, Giorgio Napolitano. Napolitano, exponente del entonces Partido Comunista Italiano, colaboró en la época del exilio para ayudar a las decenas de chilenos que escapaban de la dictadura militar. “Estoy feliz de compartir con ustedes este momento –dijo Bachelet–, y el recuerdo de la fuerza y de la voluntad mostrada por los chilenos que habían sido expulsados de su patria. Aquí, junto a los italianos, iniciaron un proceso de recuperación de la democracia.”

Compartir: 

Twitter
 

Bachelet visita el Mercado de Testaccio, donde se inspiró Inti Illimani.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.