EL MUNDO › PRIMERAS DECLARACIONES DE FRANCISCO TRAS ARRIBAR A PARAGUAY

Corrupción y narcotráfico

El Papa dijo que aún queda mucho por hacer respecto del mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad en ese país, haciendo énfasis en la necesidad de transparencia y de luchar contra la corrupción y el narcotráfico.

En su primer discurso en Paraguay, el papa Francisco señaló que aún queda mucho por hacer respecto del mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad en ese país, haciendo énfasis en la necesidad de transparencia, y la lucha contra la corrupción y el narcotráfico. “Que no cese el esfuerzo de todos los actores sociales, hasta que no haya más niños sin acceso a la educación, familias sin hogar, obreros sin trabajo digno, campesinos sin tierras que cultivar y tantas personas obligadas a emigrar hacia un futuro incierto, que no haya más corrupción y narcotráfico”, dijo el líder religioso, según declaraciones publicadas por el periódico paraguayo ABC Color. Al mismo tiempo, el Papa expresó su alegría por estar en aquel país y destacó la calidad humana de sus habitantes. “No es difícil sentirse en casa en esta tierra tan acogedora. Paraguay es conocido como el corazón de América, y no sólo por su posición geográfica, sino también por el calor de su hospitalidad”, remarcó el Papa.

Francisco llegó ayer por la tarde a Asunción, donde permanecerá hasta el domingo y cerrará una gira latinoamericana que lo llevó por Ecuador y Bolivia. De esta forma, Francisco se convirtió en el segundo pontífice que realiza una visita a Paraguay. El Papa arribó al Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi de la capital paraguaya en el avión de la compañía Alitalia, que lo trasladó durante todo su itinerario por el continente americano. Bajo una ligera lluvia, lo estaba esperando el presidente Horacio Cartés, el nuncio apostólico Eliseo Ariotti y una comitiva conformada por autoridades políticas y eclesiásticas. Tras los saludos protocolares, el presidente y Bergoglio se dirigieron juntos hasta el palco oficial preparado especialmente para el evento. En ese estrado, Francisco escuchó el himno paraguayo y el himno pontificio entonados en guaraní, interpretados por un coro de 200 niños de la ciudad de Luqu y la banda musical de las fuerzas armadas paraguayas. Tras el saludo de bienvenida, Cartés y Francisco se dirigieron al salón presidencial del aeropuerto y mantuvieron una breve reunión privada.

Una vez finalizado el encuentro, Francisco recorrió los trece kilómetros que separan el aeropuerto de la nunciatura. Sin embargo, su agenda del día no concluyó allí, ya que volvió a encontrarse con el mandatario paraguayo, esta vez en el Palacio de López, la sede presidencial.

En su discurso en el palacio, Francisco señaló la necesidad de trabajar contra la violencia y la corrupción. “Un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desafortunados, no es verdadero desarrollo. La medida del modelo económico ha de ser la dignidad integral del ser humano, especialmente el más vulnerable e indefenso”, puntualizó.

Por su parte, Cartés agradeció a Francisco su visita al país. “Gracias por honrar al Paraguay con su visita”, dijo. El mandatario hizo hincapié y agradeció en los elogios del Papa a la mujer paraguaya. “En las horas más oscuras y difíciles de la historia, las mujeres supieron definirse como madres. Supieron salvar la fe, la cultura y la memoria de nuestro pueblo. Fueron un factor esencial para salvar a la patria”, dijo. Cartes también se refirió a la más reciente encíclica de Francisco, Laudato si, la cual arremete contra los efectos negativos del avance del capitalismo sobre el medio ambiente. En ese aspecto, el mandatario se expresó en relación al cambio climático y a la defensa de los recursos naturales. “En estos días, hemos recibido con entusiasmo su defensa a nuestro planeta. La puesta al desarrollo sostenible es estéril sin cuidar al planeta. Este nuevo modelo de desarrollo es improrrogable. Optamos por el desarrollo en armonía con la naturaleza”, concluyó el mandatario.

Tras el encuentro, Francisco se dirigió a la fachada litoral del palacio, donde se saludó con ministros de la Corte Suprema de Justicia, legisladores de ambas cámaras del Congreso y demás autoridades del Poder Ejecutivo. El programa del Papa se reinicia hoy con una visita al santuario de Caacupé, a unos 50 kilómetros de Asunción y capital mariana de Paraguay, donde oficiará misa. Mañana visitará el Bañado Norte, uno de los barrios más pobres de la capital (ver recuadro). Luego, presidirá una misa en Ñu Guasú, el mayor parque del Gran Asunción.

Compartir: 

Twitter
 

El Papa y Cartés entre bailarinas durante la recepción en el Palacio de López.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.