EL MUNDO › LOS LíDERES DE EE.UU. E ISRAEL MINIMIZARON LAS DIFERENCIAS DEL PASADO EN RELACIóN CON EL PACTO CON IRáN

Obama y Netanyahu hacen las paces

El encuentro se produjo ocho meses después del discurso del premier israelí en el Capitolio, invitado por los republicanos. La atención de ambos se centró en el nuevo escenario de violencia entre israelíes y palestinos.

 Por David Usborne *

Los líderes de Estados Unidos e Israel ayer minimizaron las diferencias del pasado y de manera conjunta insistieron que seguían comprometidos en lograr la paz de Medio Oriente en su primer diálogo cara a cara en un año.

“No hemos renunciado a nuestra esperanza de paz”, declaró Benjamin Netanyahu, el primer ministro israelí, aún cuando él y el presidente Barack Obama reconocieron que por ahora su atención se centraba en poner fin a los nuevos escenarios de violencia entre israelíes y palestinos.

La reunión se produjo tan sólo ocho meses después de que Netanyahu pronunciara un discurso ante el Congreso regañando a Estados Unidos y a otros países occidentales por continuar con el acuerdo nuclear con Irán.

Ayer parecía resuelto a utilizar la visita para hacer las paces con Obama, incluso retomando la visión de “dos Estados para dos pueblos” para ponerle fin al conflicto entre Israel y Palestina. “Sigo comprometido con una visión de paz de dos Estados para dos pueblos, un Estado palestino desmilitarizado que reconozca al Estado de Israel” dijo Netanyahu. Añadió que quería “dejar claro que no he renunciado a la esperanza de paz. Nunca renunciaremos a la esperanza de paz”.

Al recibir a Netanyahu ayer en el Salón Oval de la Casa Blanca, Obama dijo que “no es un secreto” que ambos discrepan sobre el acuerdo nuclear con Irán. Y agregó: “La seguridad de Israel es una de mis principales prioridades de política exterior, y eso se ha expresado no sólo con palabras, sino con hechos”.

A medida que dejaban atrás sus diferencias, los dos líderes debían discutir los planes para un nuevo acuerdo de ayuda militar de 30 mil millones de dólares con Israel.

El pacto actual expira en septiembre dentro de dos años. Proteger a su país contra las amenazas potenciales de Irán y sus aliados, incluyendo a Hezbolá, es una importante prioridad para el líder israelí.

La Casa Blanca dejó claro antes de la visita que ahora cree que no hay posibilidades reales de llegar a un acuerdo de paz en Medio Oriente antes de que Obama deje el cargo, a fines del próximo año. Pero Estados Unidos confiará en Netanyahu cuando éste reitere su apoyo a una solución de dos estados, que ha sido la piedra angular del enfoque de Estados Unidos para poner fin al conflicto.

Obama y Netanyahu se reunieron en momentos en que los Territorios Palestinos, Jerusalén e Israel están viviendo una ola de violencia que hace temer una nueva intifada. Ayer, soldados israelíes mataron a tiros a una mujer palestina en un puesto de control en Cisjordania después que ella supuestamente sacara un cuchillo.

Obama condenó esos ataques. Netanyahu dijo que esperaba “discutir formas prácticas para poder bajar la tensión, alentar la estabilidad y avanzar hacia la paz”, con Obama.

En una muestra cuidadosamente orquestada de amistad, Obama dijo que nunca antes en la historia de Estados Unidos e Israel habían estado tan cerca. “El apoyo militar que brindamos lo consideramos no sólo una parte importante de nuestra obligación, sino también un elemento importante de la infraestructura de seguridad de Estados Unidos en la región”, dijo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

“No renunciamos a nuestra esperanza de paz”, declaró Netanyahu en presencia de Obama.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.