EL PAíS › UN EMPRESARIO ACUSADO DE VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS CON MACRI

Una buena oportunidad para hacer lobby

Macri estuvo en Salta y dio una conferencia de prensa en un hotel que es propiedad de Marcos Levín, quien está siendo juzgado por el secuestro de un trabajador de su empresa durante la última dictadura. Hubo encuentro y saludos.

 Por Alejandra Dandan

Mauricio Macri pasó por Salta el jueves pasado en el marco de la campaña de ballottage. Hizo una conferencia de prensa en el Hotel Alejandro I, un imponente edificio propiedad del dueño de Veloz del Norte, Marcos Levín. El candidato a presidente de Cambiemos se mostró en ese espacio con Gerardo Morales. Dicen que Levín también fue abriéndose camino como pudo y de pronto logró acercarse al candidato: “¡Vos vas a ser presidente!”, le dijo en voz bien alta. Levín es juzgado en este momento por el secuestro a uno de los trabajadores de la empresa durante la dictadura. Es el primer empresario sentado en un juicio de lesa humanidad. Tal vez buscó un salvoconducto, pero nadie sabe si le sirvió. Uno de los referentes locales del PRO muy al tanto de lo que está sucediendo con el empresario en la provincia salió a interponerse para que las cámaras no tomaran el frente a frente con el candidato.

El hotel está ubicado en pleno centro de Salta. En enero de 2006, el diario La Nación saludaba su inminente inauguración con todo tipo de loas en un artículo. “Enmarcado en la extraordinaria corriente de inversiones promovidas por el crecimiento del turismo, se inaugurará a fines de este mes, en la ciudad de Salta, el hotel internacional Alejandro I, que contribuirá a ampliar la calidad y cantidad de la infraestructura hotelera que ofrece la provincia conocida como La Linda”, decía.

En julio de este año, integrantes de organismos de derechos humanos de Salta se enteraron de que el gobierno provincial había seleccionado el hotel de Levín para realizar el encuentro del Consejo Federal de Derechos Humanos. Una noche antes de que comenzara, el evento se mudó al Hotel Portezuelo porque desde Secretaría de Derechos Humanos de Nación dijeron que, de lo contrario, los representantes del Ejecutivo se bajaban.

En este momento el empresario no está detenido, y en las salas de audiencias no se lo ve porque sigue el juicio desde una sala contigua.

Uno de los fotógrafos del Nuevo Diario, Nicolás Valdiviezo, logró las imágenes que se ven en esta página, en el hotel, incluso frente al candidato.

La causa Levín es emblemática no sólo en Salta porque es la primera en juicio oral centrada en el análisis de la responsabilidad empresaria durante la dictadura. El empresario está acusado por la figura de “instigación” del secuestro de Víctor Cobos, un trabajador de la Veloz del Norte, delegado de la UTA y secuestrado y atormentado durante enero de 1977 en la comisaría 4ª de Salta. El debate juzga también a otros tres efectivos de la comisaría. Entre los policías está Víctor Bocos, uno de los hombres más recordados por los trabajadores porque era subjefe de la comisaría, pero además empleado de Levín, situado por víctimas y familiares como quien operaba como buchón dentro de la empresa.

Con Cobos, hubo otros 15 trabajadores secuestrados y sometidos a torturas en la misma época y mismo lugar. Ellos declararon en este juicio, pero sus casos quedaron por fuera del juicio porque la Justicia de primera instancia y las sucesivas los dieron por prescritos.

En este momento declararon ya el 70 por ciento de los testigos. Entre ellos los compañeros de Cobos secuestrados. Los fiscales sostienen que sus testimonios fueron importantes no sólo porque confirmaron el único hecho. Sino porque van dando cuenta del resto de los secuestros, porque confirmaron la misma metodología, los tormentos, la existencia de “listados” en la fábrica y la articulación entre la empresa y la comisaría. De acuerdo con los testimonios, fue el propio Levín quien reconoció la existencia de los listados ante los trabajadores. “Cuando volvían a la empresa a buscar trabajo y preguntaban por qué los habían llevado, alguno contó que Levín mismo les decía que seguro había sido un error haber incluido su nombre en las listas.”

El juicio no va a terminar antes de fin de año. Las jornadas son sólo de medio día y se realizan sólo una vez a la semana. Pese a las quejas de fiscales y querellas, el TOF a cargo del juicio no modificó las audiencias porque alega problemas de agenda. Pero, además, el debate tuvo novedades con lógica de novela. El abogado de Levín era René Gómez, un hombre al que varios testigos comenzaron a citar en las declaraciones como una persona que durante la dictadura los convenció de firmar una denuncia por la cual se proclamaban autores de una estafa contra la empresa. Pero Gómez ni siquiera llegó a estar imputado por esto. Al hombre se lo conoce en Salta porque fue procurador general de la provincia durante el gobierno de Juan Carlos Romero y más se lo conoce ahora porque el 3 de noviembre pasado quedó detenido en el marco de la investigación sobre el juez federal de Orán, Raúl Reynoso, acusado de integrar una organización que cobraba coimas para liberar narcos.

Compartir: 

Twitter
 

“¡Vos vas a ser presidente!”, le dijo en voz bien alta Marcos Levín a Mauricio Macri.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.