EL PAíS › ALERTA EN COMODORO PY POR LA POSIBLE PRESENCIA DE UN INTRUSO

El curioso caso del cuchillo

El incidente se produjo en los despachos de la Cámara de Casación. Los empleados vieron huellas de pisadas de barro y creyeron que habían robado documentación, pero lo único que faltaba, al parecer, era un cuchillo que usan para hacer picadas.

 Por Irina Hauser

Un episodio de lo más curioso, en oficinas que dependen de la presidenta de la Cámara Federal de Casación Penal, Ana María Figueroa, alborotó los tribunales federales de Retiro, cuando se supo que alguien habría entrado por una ventana durante el fin de semana a los despachos de la planta baja, aunque se llevó solo un cuchillo que usan los empleados “para hacer picadas”. El hecho fue denunciado en la comisaría 46 y la investigación le tocó al juez Sebastián Casanello, quien ya les tomó declaración a cinco de las siete personas que trabajan allí y a veinte de los cuarenta policías que estuvieron custodiando sábado y domingo el edificio de Comodoro Py 2002, que no tiene cámaras de seguridad. Según un arqueo que se hizo ayer mismo en la vocalía de Figueroa no falta ningún expediente. La causa está caratulada como “robo”, aunque no se descarta alguna negligencia.

La primera en llegar a las 7.20 fue la secretaria Cecilia Vázquez, quien notó que había cosas en el suelo y que la ventana estaba abierta. No es fácil que alguien entre por allí a las oficinas de la vocalía 10 porque si bien están en la planta baja, la ventana está ubicada unos cuatro metros por arriba del suelo. Para ingresar por ahí hace falta ayuda, o una escalera. Ella misma, cuando declaró, sinceró que pensó que pudo haber entrado un pájaro, porque algo así sucedió en otra ocasión. Pero al rato llegó uno de sus compañeros, se puso revisar, abrió el cajón de su escritorio, y notó que le faltaba un cuchillo que guarda ahí. También faltaba una “zapatilla” con varias entradas para enchufes. Al dar su testimonio aludieron a que había una pisada con restos de barro sobre una silla, y una mano marcada, lo que explica que Casanello le haya dado intervención a la división “rastros” de la Policía Federal. El fiscal que interviene es Ramiro González.

Lo primero que pensaron los colaboradores de Figueroa fue en el robo de documentación de alguna causa. La jueza tiene algunos casos resonantes bajo análisis, como el del Memorándum de Entendimiento con Irán y el de Hotesur (aunque este ahora está en el juzgado). Pero esas oficinas no son lugares donde se guarde información sensible ni muchos expedientes, según explicaron en el tribunal a este diario. Aun así la jueza ordenó un arqueo y el resultado fue que no faltaba nada. La puerta tampoco estaba forzada.

Como no hay cámaras de seguridad en los tribunales federales, nadie que entre por la ventana quedará registrado. Las cámaras son un reclamo de varios años de la Casación, que reitera cada nuevo presidente al Consejo de la Magistratura pero hasta ahora no tuvieron suerte.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta de la Cámara de Casación, Ana María Figueroa.
Imagen: Fiscales.org
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.