EL MUNDO › ANKARA DIJO QUE EL ATAQUE OCURRIó SOBRE ESPACIO AéREO TURCO, PERO MOSCú RECHAZó LA EXPLICACIóN

Turquía derribó un avión ruso en la frontera siria

El avión, un cazabombardero de tipo Sukhoi Su-24, volaba dentro del espacio aéreo sirio en el marco de un operativo militar contra los jihadistas del Estado Islámico. Un tripulante murió y el otro estaría en manos de insurgentes sirios.

Turquía derribó uno de los aviones militares rusos que bombardean a grupos insurgentes en la vecina Siria y desató la indignación y fuertes acusaciones del presidente Vladmir Putin. Según Ankara, el aparato violó el espacio aéreo turco, mientras que Moscú admitió el derribo, pero aseguró que el avión, un cazabombardero de tipo Sukhoi Su-24, volaba dentro del espacio aéreo sirio en el marco de un operativo militar contra los jihadistas del Estado Islámico (EI). El gobierno ruso informó de la muerte de uno de los tripulantes del bombardeo, mientras que la situación del segundo aún no fue esclarecida.

El incidente ocurrió al noroeste del territorio sirio, al norte de Latakia, escenario desde hace varios días de violentos combates entre el ejército fiel el presidente Bashar Al Assad, apoyado por la aviación rusa, y los rebeldes. Las cadenas de televisión turcas mostraron imágenes del avión ruso ardiendo durante el vuelo y luego su caída en las montañas cercanas a la frontera turca, frente a la provincia de Hatay (sur de Turquía). El Estado Mayor turco confirmó que el caza ruso fue advertido diez veces en el lapso de cinco minutos. “Un avión violó el espacio aéreo turco, pese a numerosas advertencias. Dos de nuestro aviones F-16 que patrullaban en la zona intervinieron.”

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, defendió el derribo del avión y aseguró que su país advirtió reiteradamente de la violación de sus fronteras tanto en el aire como en la tierra. “Defender nuestras fronteras es tanto nuestro derecho internacional como nuestro deber nacional. Para lograrlo, estamos dispuestos a cualquier tipo de medida y sacrificio.”

En tanto, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que fueron dos los aviones que violaron el espacio aéreo y uno fue derribado. El mandatario también defendió el derecho de su país a defenderse. Estas palabras fueron apoyadas desde Washington por el presidente estadounidense Barack Obama. “Turquía tiene derecho, como cualquier otro país, a defender su territorio y su espacio aéreo”, opinó.

Por su parte, el presidente ruso, Vladmir Putin, afirmó que el caza ruso fue derribado por la aviación militar turca cuando se encontraba dentro del espacio aéreo sirio, a un kilómetro del límite, y cayó a cuatro kilómetros de la frontera en territorio sirio. “El trágico acontecimiento tendrá graves consecuencias para las relaciones ruso-turcas”, advirtió.

El presidente se extendió en consideraciones sobre la financiación del EI gracias al contrabando de petróleo desde Siria a Turquía. Hacia el territorio turco, dijo, se dirige una gran cantidad de crudo y productos petroleros de los territorios ocupados por los jihadistas. “Pero ahora nos atacan por la espalda, a nuestros aviones, que luchan contra el terrorismo, y esto cuando hemos firmado con los estadounidenses un acuerdo para evitar incidentes en el aire y Turquía está entre los que se supone que luchan contra el terrorismo en el marco de la coalición americana.” Al comercio ilegal de petróleo se añade, según el mandatario ruso, el hecho de que los combatientes del EI serían defendidos por las fuerzas armadas turcas. “Por eso se entiende por qué se comportan de una forma tan cruel y descarada, por qué cometen actos terroristas por todo el mundo, incluido el corazón de Europa.”

Tras el incidente, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, canceló una visita prevista para hoy a Estambul y el ministerio llamó a consultas al agregado militar turco. Rusia anunció asimismo que suspenderá en principio los contactos militares con Turquía. Putin reprochó a Ankara que no se dirigiese a Moscú tras lo ocurrido, sino que pidiese una reunión extraordinaria de la OTAN. “¿Significa esto que quieren que la OTAN trabaje para el EI?”, se preguntó.

A través de su secretario general, Jens Stoltenberg, la OTAN, de la que forma parte Turquía pero no Rusia, expresó ayer su solidaridad con el gobierno turco y llamó al diálogo entre ambas naciones. “Espero que haya nuevos contactos entre Ankara y Moscú e insto a la calma y a reducir la tensión.”

Según Stoltenberg, la OTAN cuenta con información de sus aliados que apunta a que el avión había violado el espacio aéreo turco.

Rusia confirmó que al menos uno de los dos pilotos del avión derribado murió y se desconoce qué ocurrió con el otro. Además, otro militar ruso perdió la vida en un ataque de rebeldes sirios contra un helicóptero ruso.

Estos son los primeros soldados de ese país que mueren en Siria desde que Moscú comenzó con los ataques aéreos para apoyar a Al Assad en su lucha contra el EI.

Moscú señaló que no hay indicios de que haya habido contacto por radio o visual con los pilotos rusos. Según un vocero del Kremlin, ambos tripulantes se eyectaron del avión y uno murió después de haber recibido disparos desde tierra cuando se encontraba en el aire. El otro es buscado por helicópteros en territorio sirio.

Un portavoz de un grupo rebelde sirio, Jabir Ahmad, dijo que la agrupación mató a uno de los pilotos cuando intentaba aterrizar en territorio dominado por el gobierno sirio. “Nuestros hombres de la compañía de la Décima Brigada Costera pudieron alcanzarlo antes de que escapase y su cuerpo cayó en zona liberada.” En videos subidos a las redes sociales puede verse a rebeldes rodeando el supuesto cuerpo del piloto ruso.

Turquía ya advirtió en otras ocasiones a Rusia sobre incursiones en su espacio aéreo durante sus operaciones en Siria. Moscú asegura que su intervención en Siria tiene como objetivo al EI y otros grupos extremistas. Pero en la zona donde fue derribado el caza no está presente el EI, sino que está dominada por rebeldes moderados y por la rama siria de Al Qaida, el Frente al Nusra. Ankara, por su parte, apoya a parte de la oposición siria.

Compartir: 

Twitter
 

El avión ruso cae en llamas tras ser alcanzado por un misil turco en la frontera siria.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.