EL MUNDO › HUNGRíA CUESTIONA EL PACTO EUROPEO SOBRE REFUGIADOS

La letra chica de un acuerdo

 Por Leo Cendrowicz y Tony Paterson *

Alemania hizo un pacto secreto con Turquía para que la Unión Europea acepte hasta medio millón de sirios que viven actualmente en campos de refugiados de Turquía, afirmó ayer el primer ministro húngaro, Viktor Orban.

Mientras que los funcionarios de la UE estaban anoche negando a gritos las sugerencias de un acuerdo secreto con Ankara, no se discutía que se están haciendo esfuerzos para gestionar el reasentamiento de los sirios en Europa de forma más eficiente. Hablando en Budapest, Orban dijo que un acuerdo de la UE sobre la transferencia de refugiados de Turquía sería anunciada en Berlín hoy o mañana. “Una sorpresa desagradable le espera a Europa”, dijo. Orban afirmó que el acuerdo fue aprobado justo antes de la cumbre UE-Turquía del domingo pasado en Bruselas, cuando la canciller alemana, Angela Merkel, fue anfitriona de una minicumbre con otros siete líderes de la UE preparada para reasentar el año que viene a los refugiados de los campamentos turcos.

Mientras que los funcionarios de la UE dijeron que los ocho dirigentes –de Alemania, Austria, Bélgica, Finlandia, Grecia, Luxemburgo, los Países Bajos y Suecia– discutieron el reasentamiento en la UE de alrededor de 400.000 refugiados sirios en Turquía, e insistieron en que no había nada secreto o nuevo acerca de las propuestas. Merkel dijo el domingo que la idea era “reemplazar la migración ilegal con la inmigración legal, es una lucha cuesta arriba, pero el esfuerzo bien vale la pena”.

El reasentamiento se mencionan específicamente en el acuerdo por 3 mil millones de euros que hizo la UE con Turquía el domingo para ayudar a que los 2,5 millones de sirios que viven actualmente en campamentos de refugiados turcos no lleguen a la UE.

Funcionarios de la Comisión Europea dijeron que la idea era llevar finalmente a los refugiados a Europa en un proceso gestionado abierto y voluntario –y que los países recalcitrantes como Hungría no estarían obligados a participar–. “Aquellos estados miembros dispuestos a unirse a esta empresa común nos dirán si les gustaría ser parte de esto”, dijo un funcionario.

No obstante, Orban, quien se opuso a la idea de las cuotas de refugiados de la UE desde el principio, dijo que Hungría, Polonia, Eslovaquia y la República Checa se enfrentarían a una intensa presión de la UE para tomar más refugiados. “No podemos aceptar esto”, insistió.

Elizabeth Collett, directora del Instituto de Políticas de Migración de Europa dijo que la iniciativa tenía sentido después de los argumentos de la UE en septiembre sobre las cuotas de reubicación. “Alemania está pensando con toda razón, que no quiere un tortuoso proceso de pasar por los 28 países”, dijo. “Esto sería un acuerdo que funciona tanto para la UE como para Turquía: cuando se reasienta, se hace en una forma pragmática, humana, que prioriza a los más vulnerables.”

Collett dijo que Orban estaba deliberadamente promoviendo resentimiento tanto contra los refugiados como contra la propia UE.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.