EL MUNDO › HILLARY DIJO QUE SU RIVAL DEMóCRATA TAMBIéN SE BENEFICIó CON DINERO DE GOLDMAN SACHS

Clinton busca frenar el fenómeno Sanders

En la víspera de las primarias de New Hampshire, la candidata rechazó las afirmaciones de Bernie Sanders de que había sido financiada por Wall Street. El senador que proclama una revolución política es favorito para ganar hoy.

 Por David Usborne *

Desde Manchester, New Hampshire

Apoyada en una pared en New Hampshire, Hillary Clinton rechazó ayer las afirmaciones del senador Bernie Sanders de que había sido comprada por Wall Street, diciéndole a sus partidarios que él mismo se había beneficiado con dinero de Goldman Sachs.

“No hay nada de malo en eso, no cambió sus puntos de vista. Tampoco cambió mi punto de vista o mi voto”, declaró Clinton, afirmando que los 200.000 dólares dados por Goldman Sachs a los demócratas en el Capitolio habían beneficiado a Sanders. “No hablé por hablar, yo no hice solo discursos, he terminado con ellos”, dijo acerca de su propio esfuerzo por poner fin a la ilegalidad en la comunidad financiera.

“Ni los intereses especiales ni los intereses poderosos van a tener la sartén por el mango”, cuando ella sea presidenta, Clinton intenta tratar de mitigar el principal arma de la campaña de su rival demócrata, de que ella es parte del sistema que ha manipulado la economía contra los estadounidenses comunes y corrientes.

Con las encuestas apuntando a una fácil victoria para el senador Sanders en las elecciones primarias cruciales de hoy y casi al nivel nacional en dos encuestas recientes, la campaña de Clinton ha tomado una táctica defensiva. El ex presidente Bill Clinton también se soltó contra Sanders. “Si el otro no está de acuerdo es parte del establishment”, dijo, mientras presentaba a su esposa la noche anterior, en una burla sarcástica a Sanders.

Bill Clinton siguió un tema similar al hacer campaña solo en nombre de Hillary durante el fin de semana. “El rival de Hillary tiene una visión diferente. Es una caja herméticamente cerrada... dice que cualquier persona que toma el dinero de Goldman Sachs no podría ser presidente y creo que tendrá que ajustar esa respuesta un poco.”

Afirmó también que la “revolución política” prometida por Sanders no se podría pagar. “Cuando estás haciendo una revolución no podés ser demasiado cuidadoso con los hechos”, afirmó en la pequeña ciudad de Milford.

“Al New Hampshire donde yo hice campaña en realidad le importaba lo que uno estaba haciendo y cómo se pagaba”, declaró, remontándose a 1992, cuando fue aclamado como el “comeback kid” (muchacho del regreso) por obtener una inesperada segunda posición aquí, un impulso que lo llevó en parte a la Casa Blanca. Fue un regreso con Hillary a su lado.

Es profundamente irritante para Clinton que el estado, que esencialmente, lo salvó pueda no hacer lo mismo por su mujer.

Tan enojados están los Clinton con el rendimiento de su campaña hasta el momento, que ambos están buscando una renovación de la estrategia y, posiblemente, una reorganización del personal más alto, informó Político anoche. “Los Clinton no están contentos, y nos lo han hecho saber”, le dijo un funcionario demócrata dijo al sitio. “La idea es que necesitamos un mensaje que mire más hacia el futuro para la primaria –pero también para la elección general–, no hay sensación de pánico, pero hay una urgencia por solucionar estos problemas es este momento.”

En Milford, Bill Clinton apuntó especialmente hacia las propuestas de Sanders de nacionalizar el seguro de salud y reemplazar el Obamacare. “¿Es bueno para Estados Unidos? No lo creo. ¿Es bueno para New Hampshire? Yo no lo creo”, dijo. “El New Hampshire que yo conocía no me hubiera votado si yo hubiera prometido eso.”

El también acusó a los partidarios de Sanders de “provocadores” y “sexistas” en internet, sugiriendo que una bloggera que apoya a su mujer había escrito bajo un seudónimo para protegerse. “Ella y otras personas que han escrito en internet para defender a Hillary, para explicar por qué la apoyan, han sido objeto de ataques viciosos y provocadores, dijo.

Un debate también surgió sobre el deber –o no– de las mujeres de apoyar a Hillary. Fue incitado en parte por la ex secretaria de Estado Madeleine Albright quien dijo que había un “lugar especial en el infierno” para las mujeres que no ayudan a otras mujeres, mientras que Gloria Steinem, un ícono feminista, dijo que las mujeres jóvenes que respaldan a Sanders estaban buscando muchachos –una observación por la que, desde entonces, ha pedido disculpas–.

Una pieza especialmente maloliente del bagaje Clinton surgió cuando Kathleen Willey, una ex voluntaria de la Casa Blanca que ha alegado que fue acosada por Bill Clinton cuando era presidente, fue nombrada como la vocera nacional de un grupo de acción en política que será lanzado en caso que Hillary gane la nominación demócrata. “Esto me da más de una oportunidad de conseguir dar este mensaje a los votantes jóvenes que no habían nacido o no recuerdan lo que les ocurrió y a las mujeres que lo sufrieron,” La difícil situación de Clinton tiene angustiados a muchos de sus fans.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El senador Bernie Sanders es el favorito para ganar las elecciones primarias de New Hampshire.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.