DEPORTES › FUTBOL EL EQUIPO APABULLó A QUILMES EN EL DEBUT DEL CAMPEONATO

River recuperó la memoria

Con mucha contundencia, el local goleó a los del Sur, que intentaron hasta el segundo gol de Gonzalo Martínez, la figura.

 Por Juan José Panno

Gonzalo Martínez jugó por la gastroenteritis de Pisculichi, que iba a ser titular. No estaba en los planes, pero resultó clave para la goleada de River 5-1 sobre Quilmes. Cuando el partido estaba 1-1 y desde las plateas habían caído algunos hirientes silbidos por un par de pelotas perdidas, el ex jugador de Huracán recibió la pelota a unos 30 metros del arco, se acomodó, se perfiló y clavó un zurdazo impresionante que celebró llamando a silencio a los plateístas. Ese golazo cerró el primer tiempo y empezó a clausurar las aspiraciones de Quilmes, que hasta allí había jugado de igual a igual.

En el arranque del segundo período Nicolás Bertolo, que tampoco estaba en los planes y jugó por la enfermedad de Luis González, se fue por la derecha y mandó el centro preciso para que Martínez marcara el segundo de su producción personal, el tercero del equipo, el gol que definitivamente derrumbó al equipo visitante.

Desde que llegaron al club de Nuñez, Martínez y Bertolo rindieron por debajo de sus posibilidades o al menos de lo que se esperaba de ellos, que eran figuras en Huracán y Banfield respctivamente. Ayer empezaron a pagar parte de la deuda.

River ganó bien porque además de los dos nombrados, Barovero respondió muy bien en el momento indicado (salvó un mano a mano con Zelaya cuando estaban empatados en uno); Alario generó siempre inquietud en el fondo local (a él le hicieron el penal del primer gol), Mora aportó dos goles y casi todos los demás cumplieron. En la columna del debe se puede inscribir a Ponzio, que jugó como central por la lesión de Balanta que obligó a la entrada de Domingo, y dio algunas ventajas, y a Mercado, que no tuvo mucha reacción en el gol de Quilmes y se quedó con el brazo levantado en lugar de tapar a Romero, el autor del remate que hizo llegar la pelota a la red. Quilmes mostró muy buenas intenciones en la etapa inicial, tratando de cambiar golpes, sin cederle la iniciativa a su rival, para lo cual manejó la pelota con bastante buen criterio en la zona central. Pese a tener un solo delantero (Rescaldani) se las ingenió para desnudar algunas grietas defensivas del rival. Pero no tuvo reacción en el segundo tiempo (acaso por el gran despliegue físico del primero), y se entregó mansamente después del doblete de Martínez. Para colmo, se quedó con diez por la correcta expulsión de Braña (patadón de atrás a Martínez) y la goleada, que pudo ser mucho mayor, se hizo entonces inevitable.

Mientras espera a Andrés D’Alessandro, Gallardo le dio algunos minutos al uruguayo Alonso, que es un recambio interesante. De a poco, River deslumbrar como lo hizo hasta no hace mucho tiempo.

Estadio: River.

Arbitro: F. Rapallini.

Goles: 18 y 59m Mora, el primero de penal (R); 30m Romero (Q); 45 y 51m G. Martínez (R); 71m Alario (R).

Cambios: 8m Domingo por A. Balanta (R), 60m P. Godoy por Elizari (Q), 61m E. Morales por M. Morales (Q), 62m Driussi por Mora (R), 65m Alonso por G. Martínez (R), 73m Imperiale por Rescaldani (Q).

Incidencias: 56m expulsado Braña (Q).

Compartir: 

Twitter
 

Los jugadores de River saludan a Martínez, autor de dos goles ayer.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.