EL MUNDO › DETIENEN A DOS BRITANICOS POR FINANCIAR EL ATENTADO EN BRUSELAS

El terrorismo tiene sponsors

Los fiscales acusaron a Mohamed Ali Ahmed y Zakaria Boufassil, los dos de 26 años, de entregar unos 4300 dólares en efectivo a Mohamed Abrini, el atacante del aeropuerto de Bruselas, cuando Abrini visitó Birmingham el año pasado.

Dos sospechosos arrestados en la ciudad inglesa de Birmingham fueron acusados ayer de dar unas 3000 libras (4300 dólares) a Mohamed Abrini, el atacante del aeropuerto de Bruselas. Además, el consejo de ministros del gobierno belga aprobó prolongar hasta el 2 de junio la presencia de militares en las calles donde se produjo el doble atentado del 22 de marzo.

Los fiscales acusaron a Mohamed Ali Ahmed y Zakaria Boufassil, los dos de 26 años, de entregar efectivo a Abrini cuando visitó Birmingham el año pasado. De acuerdo con la policía, ambos tenían “motivos razonables para sospechar que sería o podría ser usado con fines terroristas”. Los dos hombres se presentaron ayer ante el tribunal junto a una mujer, Sumaya Bufassil, de 29 años, que fue acusada, junto a Ahmed, de recolectar dinero destinado a “cometer actos de terrorismo o asistir a otros para cometer este tipo de actos”. Los agentes de contraterrorismo afirmaron que los tres sospechosos y dos más fueron arrestados a mediados de abril durante investigaciones de potenciales amenazas al Reino Unido tras los atentados suicidas en Bruselas del 22 de marzo y los de París el 13 de noviembre del año pasado.

Un cuarto sospechoso, Fazal Sajjad Younis Khan, de 40 años, fue acusado de posesión de gas pimienta, de acuerdo con la policía del condado de West Midlands. “Un hombre de 59 años sigue bajo fianza con estrictas condiciones mientras continúa la investigación”, afirmó la policía. Abrini confesó haber participado en los atentados en el aeropuerto de Bruselas y está sospechado de haber participado también en los atentados de París, en los que murieron 130 personas. El supuesto cabecilla de los atentados de París, Abdelhamid Abaaoud, también visitó Birmingham en octubre, informaron medios británicos y franceses.

Luego de producirse el atentado en Bruselas, el gobierno belga de coalición encabezado por el primer ministro, Charles Michel, puso en funcionamiento medidas, como la del 22 de marzo que decretaba la presencia militar en las calles, que ayer tomaron la decisión de prolongarla tras un análisis del Órgano de Coordinación de Análisis de Amenazas (Ocam). El objetivo es apoyar con 1828 militares a las unidades de la policía en su tarea de garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Este lunes, por primera vez desde los ataques, las 69 estaciones de metro de Bruselas han vuelto a funcionar y se han aplicado los horarios vigentes antes de los ataques. No obstante el acceso a las estaciones seguirá limitado a dos entradas, y la policía y militares continuarán garantizando la seguridad del subterráneo. Por otra parte, a partir del próximo lunes, la terminal de salidas que se vio afectada por las dos explosiones el 22 de marzo, volverá a acoger a pasajeros. Sin embargo, el aeropuerto no recuperará su capacidad operativa plena hasta junio.

Según el diario El País, acusaciones de haber minimizado la amenaza terrorista persiguen a las autoridades belgas. Un informe oficial redactado por el Comité P, un órgano independiente que controla la labor de la policía, asegura que ya tenían indicios, a mediados de 2014, de que los hermanos Abdeslam –Brahim, que se suicidó en los atentados de París, y Salah, que huyó de Francia y fue capturado cuatro días antes de los ataques de Bruselas– planeaban “un acto irreversible”.

Compartir: 

Twitter
 

Abrini (centro), captado en una cámara de seguridad en París junto a otro terrorista.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.