EL MUNDO › EL FLAMANTE EX MINISTRO DE TURISMO DE TEMER TIENE UNA CUENTA EN SUIZA

Echado y acusado de lavado

La acusación tramitada por el procurador general ante la Corte Suprema se fundamenta en informaciones facilitadas por la Fiscalía suiza, que habría identificado una cuenta a nombre del ahora ex ministro Alves.

La Fiscalía brasileña acusó de lavado de dinero y evasión de divisas al ex ministro de Turismo de Brasil, Henrique Eduardo Alves, quien dimitió el pasado jueves al verse salpicado por el escándalo de corrupción de Petrobras.

La acusación tramitada por el procurador general de la República, Rodrigo Janot, ante la Corte Suprema se fundamenta en informaciones facilitadas por la Fiscalía suiza, que habría identificado una cuenta a nombre de Alves en una institución financiera de este país, según informa un artículo publicado ayer por el diario Folha de Sao Paulo. En dicha cuenta Alves tendría depositados cerca de 2 millones de dólares. Con su dimisión el jueves, Alves se convirtió en el tercer ministro nombrado por el presidente interino Michel Temer en abandonar el Ejecutivo, desde la formación del nuevo Gobierno por la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff, el pasado 12 de mayo. Anteriormente ya habían dimitido los titulares de Planificación, Romero Jucá, y Transparencia, Fabiano Silveira, y en ambos casos por unas grabaciones hechas por el expresidente de Transpetro Sergio Machado, uno de los involucrados en el escándalo de la petrolera.

La dimisión de Alves se produjo un día después de que se conociera que figuraba entre los políticos que supuestamente se beneficiaron de la trama de corrupción que envuelve a la estatal Petrobras, según el delator que también implicó al propio Temer. En un comunicado emitido la noche del viernes, tras los informes de que había dejado el cargo debido a la existencia de cuentas en el extranjero, Henrique Alves negó su relación con los recursos y dijo que no fue llamado para declarar, pero que quedaba a disposión de la justicia. “Me opongo a cualquier inferencia acerca de la cuenta en el extranjero en mi nombre. No fui citado para proporcionar una aclaración. Estoy como siempre a disposición de la justicia, porque soy el más interesado en ver todas estas preguntas aclaradas. Creo en las instituciones de nuestro estado democrático”, afirmó Alves.

Alves, quien figura en una lista de medio centenar de políticos investigados por la corrupción petrolera, fue otro de los dirigentes del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) involucrado en sobornos y coimas por Machado, que reforzó así las sospechas que existen en su contra. Como Alves no puede ser extraditado a Suiza para responder al proceso, ya que es de origen brasileño, la transferencia del caso a Brasil asegura la continuidad de la investigación. Alves ya tiene en el SupremoTribunal Federal de Brasil (STF) dos órdenes para que se abran investigaciones. Una llama a que sea incluido en la lista de investigados en la acción principal de la Operación Lava Jato, que borra la existencia de una organización criminal. La otra petición se basa en mensajes de celular incautados al ex presidente de la OEA, José Adelmário Pinheiro, conocido como Léo Pinheiro. Al haber demitido de su cargo en el Gobierno, Alves perdió el “Foro privilegiado” (mecanismo presente en la legislación brasileña que designa una forma especial para juzgar a ciertas autoridades), y su caso tendrá que ser analizado en el STF o ser enviado a la primera instancia.

Alves ocupó la presidencia de la Cámara de Diputados de Brasil hasta el 16 de abril del 2015, cuando fue nombrado ministro de Turismo por Dilma Rousseff durante la presidencia interina de Temer. Aunque se desconocen aún los motivos de su renuncia, el ministro había sido acusado por recibir 1,55 millones de dólares en sobornos entre 2008 y 2014, según informó el diario Estadao. Su dimisión al Ministerio de Turismo, se dio a través de una breve carta en la que Alves expresó: “No quiero crear limitaciones o dificultades para el gobierno. A pesar de nuestras intenciones, el tiempo nacional ahora pone al PMDB, mi partido durante 46 años, en el mayor desafío de elegir su camino bajo la presidencia de mi compañero de tantas luchas, Michel Temer”.

Compartir: 

Twitter
 

Henrique Eduardo Alves, de ministro a acusado de lavar dinero.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.