EL MUNDO › EN LOS úLTIMOS SIETE MESES VETó MáS ENTRADAS QUE EN TODO EL AñO PASADO

Alemania cambia el tono con los asilados

Aunque no se ponen de acuerdo en el nivel de amenaza para el país, los ministros conservadores de los estados fronterizos buscan acelerar las deportaciones y aumentar el número de agentes de policía y eliminar la doble nacionalidad, entre otras medidas.

Mientras que el ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, calificó ayer de “alta” la amenaza de terrorismo en ese país, su par socialdemócrata del poderoso estado de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, discrepó de hecho con esa evaluación.

La CSU (coalición socialcristiana) es fuerte en Baviera, estado fronterizo con Austria, que recibió a la mayor parte de los refugiados que entraron a Alemania, y está muy erizado por una serie de atentados que lo sacudieron, incluyendo uno en un centro comercial de Munich que dejó 10 muertos.

Con De Maizière en el Ministerio del Interior federal, Alemania está rechazando cada vez más peticiones de asilo en su frontera. Entre enero y julio fueron rechazadas las peticiones de 13.324 solicitantes de asilo. De ellos, 10.629 trataban de ingresar a través de la frontera bávara con Austria. A lo largo de todo 2015, en cambio, se habían rechazado 8913.

No se trata sólo de la CSU. Según los medios, los ministros estaduales del Interior conservadores –demócratacristianos (CDU) y de la CSU– buscan acelerar las deportaciones, subir el número de agentes de policía y eliminar la doble nacionalidad, entre otras medidas.

Sin embargo, un portavoz del gobierno alemán desmintió que se esté considerando modificar la ley que permite la doble nacionalidad. Desde diciembre de 2014, los hijos de padres extranjeros que hayan nacido y crecido en Alemania pueden tener la nacionalidad alemana y la de sus padres bajo determinadas condiciones.

“Vivimos en tiempos difíciles”, afirmó De Maizière, un conservador socialcristiano (CSU), durante una visita a la Policía de Bremen (norte), donde afirmó que los agentes federales y de los estados federados alemanes están sobrepasados. Renania del Norte-Westfalia es uno de los estados donde la policía detuvo durante una redada al segundo sospechoso de simpatizar con el Estado Islámico (EI) en cinco días. Ralf Jäger aseguró que se trató de operaciones preventivas a partir de “débiles indicios” sin relación con plan alguno para perpetrar atentados en Alemania.

La redada y captura se efectuó por orden de la fiscalía general del estado, en los Länder (estados federados) de Renania del Norte- Westfalia y Baja Sajonia contra tres presuntos simpatizantes de la organización jihadista Estado Islámico (EI). Los tres acusados son sospechosos de haber reclutado a miembros y simpatizantes para el EI entre enero y julio de 2015, informó una portavoz de la fiscalía.

Asimismo, de acuerdo con los datos de la fiscalía, uno de los presuntos islamistas había financiado y apoyado logísticamente a la organización. Durante la operación, fue detenido un “presunto terrorista” islamista, según confirmó la fiscalía de Duisburg. “Hay una segunda detención”, afirmó sin dar más detalles el fiscal superior Detlef Nowotsch en Düsseldorf, haciendo referencia a la de otro presunto terrorista islamista detenido el viernes en Renania-Palatinado, en el oeste del país.

De acuerdo con el diario Rheinischer Post, el sospechoso detenido ayer fue capturado por un comando especial en un centro de refugiados en Dinslaken, en Renania del Norte-Westfalia.

El detenido del viernes, un solicitante de asilo de 24 años, fue acusado de ser miembro de la milicia terrorista Estado Islámico (EI) y de acuerdo con el rotativo alemán, también pasó una temporada en Dinslaken.

La fiscalía no confirmó este último dato y se limitó a informar, en un comunicado conjunto con la policía, que ambas detenciones están relacionadas. Debido a que se trata de investigaciones en curso, no se pueden dar más detalles actualmente, agregaron.

Los registros de ayer se llevaron a cabo en cinco ciudades del oeste del país, entre ellas Dortmund, Duisburgo y Heidelsheim. Según los testigos, los agentes entraron, entre otros sitios, en una agencia de viajes con nombre turco en Duisburgo.

De acuerdo con el portal de Internet DerWesten, el propietario de la agencia de viajes está acusado de haber mantenido contacto con dos jóvenes, que habrían preparado un ataque contra un centro sikh (una religión hindú) en Essen. Sin embargo, él habría negado toda vinculación. Para Jäger, en cambio, las dos detenciones se llevaron a cabo como consecuencia de “débiles indicios” sobre su participación en actos violentos en Siria y no en base a planes concretos para atentar en territorio alemán.

Los medios habían informado que la detención de la semana pasada, en el vecino estado federado de Renania-Palatinado, estaba relacionada con un supuesto plan para cometer un atentado en la primera jornada de la liga alemana, que empieza el 26 de agosto.

La primera detención, el viernes, ordenada por la fiscalía, respondió a la “advertencia” de una tercera persona que escuchó “trozos de una conversación” y “creyó haber podido escuchar algo”, pero no a indicios sobre un plan concreto de atentar contra un partido de la Bundesliga, precisó Jäger. La segunda detención está en igual condición, agregó, pero explicó que aun cuando las fuerzas de seguridad sólo disponen de “débiles indicios” actúan contra sospechosos de “apoyar, hacer propaganda, reclutar y radicalizar” a jóvenes para combatir en Siria.

Desde que el 18 de julio pasado un joven alemán-afgano atacó a los pasajeros de un tren regional, atentado que fue reivindicado por el EI posteriormente, Alemania vive una ola de violencia que alcanzó su máxima tensión con el atentado a un shopping en Munich el 22 de julio.

Posteriormente, otros ataques profundizaron una polémica sobre el papel de los refugiados en la creciente inseguridad del país, en el que la canciller Angela Merkel apoyó vehementemente la continuidad de la política de asilo mientras que otros sectores la impugnaron con igual fuerza.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro del Interior del estado de Westfalia dijo que las últimas detenciones se basaron en pocas pruebas.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.