EL PAíS › CON APOYO DEL PJ, EL SENADO APROBó LA DESIGNACIóN DE ARRIBAS Y MAJDALANI

Los espías ya tienen sus nuevos jefes

Los pliegos del titular de la AFI y su segunda fueron votados por el PRO, el radicalismo y una veintena de senadores peronistas. Pese a las críticas sólo Pino Solanas, Jaime Linares y Magdalena Odarda se opusieron. El resto se abstuvo.

 Por Sebastian Abrevaya

De la compraventa de jugadores de fútbol a jefe del máximo organismo de inteligencia del país. Gustavo Arribas, escribano, empresario y, por sobre todo, amigo de confianza del presidente Mauricio Macri, se convirtió formalmente en el director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). El PRO y la UCR, con el apoyo de un sector numeroso del PJ, consiguieron ayer 44 votos en el Senado para completar el trámite de su designación. Solamente tres senadores votaron en contra: Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur), Jaime Linares (GEN) y Magdalena Odarda (Coalición Cívica). Dos senadores del peronismo federal, la neuquina Lucila Crexell y 16 integrantes del Frente para la Victoria optaron por abstenerse, aunque sin dejar planteada ninguna objeción. La ex diputada del PRO (de origen peronista) Silvia “la Turca” Majdalani, también consiguió su nombramiento –como número 2 de la AFI–, por un margen todavía mayor: 49 votos a favor, 3 en contra y 14 abstenciones. Varias organizaciones de la sociedad civil reiteraron su rechazo a los funcionarios por falta de idoneidad, tener causas judiciales abiertas y haber defendido retrocesos en materia de transparencia.

La sesión de ayer, convocada para las 13.30, arrancó con una hora y media de retraso, abriendo paso a especulaciones sobre la votación. Los candidatos propuestos por el Ejecutivo no habían dejado una buena impresión en la reunión de la Comisión de Acuerdos de la semana pasada. A los cuestionamientos que ya tenían por su falta de antecedentes y de formación para el cargo, se sumaron sus posiciones controvertidas sobre los gastos reservados de la agencia y la participación de la AFI en casos policiales cuando por ley tiene vedadas esas funciones. Además de las críticas de la Iniciativa Ciudadana para el Control de los Servicios de Inteligencia (ICCSI), ni siquiera todos los integrantes del oficialismo habían respaldado a los candidatos. La diputada Elisa Carrió, socia fundadora de la alianza Cambiemos, anticipó su rechazo a través de su partido, la Coalición Cívica-ARI, que le encomendó a Odarda que vote en contra.

En ese contexto, el sector del PJ más cercano a la Casa Rosada le reclamó el martes al macrismo que se pronuncie pidiéndole públicamente al Senado que apruebe los pliegos. Así lo hizo vía Twitter el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y horas antes de la sesión el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Eso bastó para que casi 20 senadores del FpV-PJ votaran los candidatos que ni siquiera la propia socia de Macri quiso apoyar. “En política hay que hacerse cargo. Me parece muy bien que el Gobierno se haya hecho cargo y hayan asumido ante la ciudadanía la responsabilidad”, justificó el salteño Rodolfo Urtubey, en representación del sector que acompañó los pliegos. El titular de la comisión de Acuerdos consideró que el nombramiento de la conducción de la AFI es una atribución del Presidente y por lo tanto debían ser respetuosos de esa decisión.

“¿Vamos a votar a cualquier incapaz por el solo hecho de que lo presenta el Presidente de la República? Sería un acto vergonzoso”, disparó Pino Solanas, una de las pocas voces críticas. El líder de Proyecto Sur advirtió sobre supuestos vínculos de Majdalani con Jaime Stiuso y Francisco “Paco” Larcher y recordó las consecuencias nefastas que tuvieron los manejos espurios de los servicios de inteligencia en casos como el atentado contra la AMIA, todavía impune.

Federico Pinedo corrió con la responsabilidad de defender la postura del PRO. “El factor confianza es absolutamente determinante”, dijo el presidente provisional del Senado, reduciendo su argumento a la relación estrecha entre Arribas y Macri. Para muestra de esa confianza, Arribas le alquila a Macri el departamento de Palermo donde vive. “A él le dan tranquilidad, me parece que es lo principal. Las impugnaciones estuvieron presentadas fuera de término. Algunos senadores tomaron esas objeciones y fueron respondidas”, agregó Pinedo y aseguro que Macri le ordenó a sus funcionarios que el organismo “esté absolutamente alejado de cualquier espionaje social y político”.

“No tienen antecedentes. Estos dos perfiles no son lo que necesita la Argentina para hacerse cargo de organizar la inteligencia y plantear una fuerte reforma de los servicios en beneficios de todos”, retrucó Linares, referente de Margarita Stolbizer en el Senado.

Tras cinco intervenciones, que en conjunto no superaron los 45 minutos, Pinedo puso a votación los pliegos. Los senadores del FpV que no quisieron acompañar la propuesta macrista pidieron autorización para abstenerse, como indica el reglamento, aunque no fundamentaron su postura ni efectuaron crítica alguna. La misma actitud tomaron los peronistas disidentes Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, igual que la neuquina Lucila Crexell. Consultados por Página/12, varios senadores del FpV reiteraron sus críticas a los candidatos, aunque justificaron su abstención en la necesidad de respetar la facultad del Presidente para designar sus jefes de Inteligencia. “Esto demuestra que hay una política de Estado histórica donde el oficialismo gestiona ilegalmente y a piacere los organismos de inteligencia y la oposición consiente”, ironizó Marcelo Saín, especialista en seguridad e integrante del ICCSI.

Compartir: 

Twitter
 

El Senado, en reparaciones, aprobó los pliegos para la AFI.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.