EL MUNDO › TRUMP Y SUS EMPRESAS DEBEN AL MENOS 650 MILLONES DE DOLARES

Un candidato con mucho rojo

Trump Tower, en la Sexta Avenida de Manhattan, se construyó con un préstamo de 950 millones de dólares que habría financiado parcialmente el Banco de China, la mayor entidad financiera de un país al que Trump criticó duramente.

Los negocios del magnate y candidato republicano, Donald Trump, arrastran con una deuda de al menos 650 millones de dólares, en su mayoría con bancos extranjeros, según una información que publicó ayer el diario The New York Times.

Hasta ahora Trump había hecho público un documento sobre el estado de cuentas de sus negocios en el que solo habría reconocido deber 315 millones de sus empresas, menos de la mitad de lo publicado ayer por el diario. La información apunta, entre otras deudas, la de parte de la Trump Tower en la sexta avenida de Manhattan, que llevaría consigo un préstamo de 950 millones de dólares y que habría financiado parcialmente el Banco de China, la mayor entidad financiera de un país al que Trump criticó duramente en campaña por actuar en detrimento de los intereses de Estados Unidos. Parte de la deuda por el mismo inmueble también estaría en manos de Goldman Sachs, banco que según él controla la candidata demócrata Hillary Clinton.

Asimismo, una “porción sustancial” de la fortuna personal de Trump sería en asociación con otras tres entidades que deberían dos mil millones de euros. El diario también detalla que en 2015, Trump tomó prestado de Ladder Capital 160 millones de dólares, aunque sobre el papel solo debería 50 millones. Por último, la publicación encontró otras deudas de Trump de las que el candidato no habló nunca, en las que también estaría involucrado el Banco de China. Para la investigación, el diario colaboró con la firma de información inmobiliaria RedVision Systems y a través de los documentos que Trump hizo llegar a la Comisión Federal de Elecciones (FEC, en inglés).

Pese a las presiones del partido demócrata, Trump no publicó todavía su declaración fiscal completa. Desde que se inició la campaña, el magnate sacó pecho de su fortuna y se autodenominó “billonario”. Al conocer la información que iba a publicar el diario neoyorquino, Trump publicó un mensaje en la red social Twitter llamando “moribundo” a The New York Times. El periódico también publicó en los últimos días una información sobre el nexo de su antiguo jefe de campaña Paul Manafort, investigado en Ucrania por recibir pagos de un partido prorruso, y que presentó su dimisión este mismo viernes.

Tras irse a pique en las encuestas en las últimas semanas, el candidato republicano afronta una carrera contra el reloj para reflotar su campaña en intentar batir a su rival demócrata, Hillary Clinton. Muchos observadores políticos coinciden en que el tiempo apremia al polémico magnate inmobiliario porque, aunque las elecciones presidenciales se celebran el 8 de noviembre, varios estados clave permiten votar ya en septiembre. Según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales (NCSL), un total de 37 estados y el Distrito de Columbia (sede de la capital de EE.UU.) permiten votar, ya sea por correo o en colegios electorales, antes de esa fecha. En este contexto, Trump se reunió ayer con su Consejo Nacional Hispano de Asesoramiento, para relanzar su campaña dirigida a esa comunidad luego de que su imagen se viera debilitada.

La campaña de Trump y el Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés) presentó ayer al Consejo como “un grupo diverso de líderes nacionales hispanos que asesoran a la campaña y comparten las propuestas de Trump con la comunidad hispana”. “Su participación es sólo uno de los componentes de nuestro esfuerzo expansivo para comprometernos con la comunidad hispana, y su colaboración nos ayudará a competir por cada voto en cada comunidad hasta el día de las elecciones”, apuntó Reince Priebus, presidente del RNC.

A partir del encuentro celebrado en Nueva York, el Consejo de Asesores discutirá estrategias para asegurar que “la comunidad hispana comprende las propuestas de Trump para dar la vuelta a una anémica economía, revitalizar la cada vez más reducida clase media y poner fin al terrorismo internacional”. Entre ellos, figuran la representante estatal Clarice Navarro, de Colorado, y los pastores evangélicos Mario Bramnick y Alberto Delgado, de Florida. Con esta iniciativa, el Partido Republicano, buscar establecer puentes con la comunidad hispana, que, de acuerdo a las encuestas, parece inclinada de manera mayoritaria a votar por Clinton. Varias encuestas nacionales sitúan a Trump 60 puntos por debajo de Clinton en intención de voto entre los hispanos, cuyo creciente peso demográfico en Estados Unidos hace que su apoyo sea clave para lograr vencer en las elecciones.

Al mismo tiempo, Trump apeló ayer de nuevo a los votantes negros, en medio de unas encuestas que apenas le dan apoyo entre ese segmento de la población. “Miren cuánto están sufriendo las comunidades afroamericanas bajo el control de los demócratas. A esos les digo lo siguiente: ¿Qué tienen que perder por intentar algo nuevo, (algo) como Trump?”, dijo el viernes ante una audiencia prácticamente blanca en un acto de campaña en Dimondale, Michigan. “Están viviendo en la pobreza. Sus escuelas no son buenas. No tienen trabajo. ¿Qué demonios tienen que perder?”, se preguntó el controvertido magnate. Las encuestas realizadas desde las Convenciones Nacionales del mes pasado apenas le dan entre un 1 y un 2 por ciento de apoyo entre los votantes negros.

Compartir: 

Twitter
 

Hasta ahora Trump sólo habría reconocido una deuda de 315 millones de sus empresas.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.