EL MUNDO › ALLANAN EL SENADO BRASILEÑO Y DETIENEN A POLICIAS POR OBSTRUCCION A LA JUSTICIA

Cae el jefe de la Policía Legislativa

La fiscalía acusa a los agentes de parar escuchas telefónicas y beneficiar a Fernando Collor de Mello y a José Sarney, entre otros.

El jefe de la Policía Legislativa brasileña y otros tres integrantes de esa fuerza fueron detenidos ayer durante un allanamiento al Senado de ese país. Están acusados de proteger a senadores en investigaciones judiciales por corrupción, según informaron fuentes judiciales.

La fiscalía acusó a la Policía Legislativa de hacer contrainteligencia para obstruir los sistemas de escuchas telefónicas ordenadas por la Justicia, para beneficiar a los ex presidentes Fernando Collor de Mello, también senador, y José Sarney, entre otros dirigentes políticos.

Entre los detenidos se encuentra Ricardo Carvalho, hombre de confianza del presidente del Senado, Renán Calheiros, y jefe de la Policía Legislativa, por su presunta obstrucción de las investigaciones de la Policía Federal contra los políticos en la Operación Lava Jato, en el escándalo de sobornos en Petrobras. Calheiros negó las acusaciones y dijo que la Policía Legislativa actúa dentro del orden democrático.

Según la Fiscalía, policías del Congreso fueron usados para detectar pinchaduras telefónicas autorizadas en secreto por el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte brasileña, para investigar a los senadores vinculados a la Operación Lava Jato y otros procesos.

En un comunicado, la Policía Federal dijo respecto de la denominada “Operación Metis”: “Fueron obtenidas pruebas de que el grupo, liderado por el director de la policía del Senado, tenía como objetivo crear obstáculos en las acciones de la investigación sobre senadores y ex senadores utilizando equipamientos de inteligencia”. Los policías del Senado detenidos fueron suspendidos de la función pública.

Según especialistas, existiría un choque de funciones más allá de las sospechas, ya que cada senador puede ejecutar dentro de la legalidad búsquedas para impedir que en sus despachos y apartamentos oficiales haya micrófonos ocultos. En ese sentido aparecen citados por estas acciones de la Policía Legislativa los senadores y ex ministros Gleisi Hoffman, del Partido de los Trabajadores, y Edison Lobao, del PMDB. El ex senador Sarney es uno de los principales líderes influyentes de la Cámara alta, a la que presidió durante ocho años.

El operativo ocurrió dos días después de la captura del ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, un aliado del presidente Michel Temer, preso por orden del juez Sérgio Moro, de primera instancia, a cargo de la Lava Jato para personas sin fueros. El presidente del Senado, Calheiros, también perteneciente al Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB), como Temer y Cunha, está bajo investigación de la Corte, luego de que fuera acusado de haber recibido sobornos de empresas de ingeniería para bloquear en 2010 una comisión parlamentaria sobre corrupción en Petrobras.

Esta semana se levantó el secreto de sumario sobre una pesquisa del fiscal general, Rodrigo Janot, contra el senador y ex presidente brasileño Fernando Collor de Mello. Janot pidió al Supremo Tribunal Federal que obligue a Collor a devolver el equivalente a 50 millones de dólares que presuntamente provinieron de una red de corrupción en la empresa subsidiaria de Petrobras BR Distribuidora.

El senador Collor, del minúsculo Partido Cristiano Laborista, había llamado “hijo de puta” en el plenario del Senado al fiscal general Janot cuando se iniciaron las investigaciones, que contaron con la confiscación de automóviles en la residencia del ex presidente en Maceió, estado de Alagoas, en el nordeste del país.

En el ámbito de la Operación Lava Jato, el juez Moro autorizó la libertad domiciliaria con tobillera electrónica del contrabandista Alberto Youssef, un cambista ilegal de divisas y una de las principales fuentes de información de la red de corrupción porque el era responsable por el transporte de dinero de sobornos. Youssef cumplió tres años en la cárcel de la Policía Federal y ahora continuará el cumplimiento de la pena en su domicilio, al igual que los ex gerentes de Petrobras que confesaron haber cobrado coimas a cambio de garantizar contratos a empresas de ingeniería.

Compartir: 

Twitter
 

Detuvieron al jefe y a tres agentes de la Policía Legislativa.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared