EL MUNDO › REVELACIONES A HORAS DE QUE HABLE EL EX Nº DOS DE LULA

Echale más la culpa a Dirceu

Le pelean el protagonismo al ex jefe de gabinete brasileño, José Dirceu. Una nueva pieza decisiva del enorme rompecabezas del escándalo apareció este fin de semana, con la divulgación de las declaraciones de Joao Claudio Genu a la Policía Federal. Genu es jefe de despacho del diputado José Janene, líder del grupo parlamentario del Partido Progresista (PP), uno de los dos partidos de derecha que, según el diputado Roberto Jefferson, se beneficiaron de los pagos mensuales del Partido de los Trabajadores (PT), y reconoció que retiró varias veces importantes sumas de dinero de una cuenta en el Banco Rural de Brasilia del publicista Marcos Valerio. Mientras tanto, Dirceu –quien mañana comparece ante una comisión del Congreso– no se queda atrás y ya hay una segunda testigo que asegura que un ex secretario suyo retiró dinero de esa misma cuenta.
Genu, presentado desde el principio por la prensa como protagonista central, declaró ante la Policía Federal que el efectivo era transportado en valijas a la tesorería del PP y puesto a disposición de Janene, de Pedro Henry, ex jefe del grupo parlamentario del PP, y de Pedro Correa, presidente del partido. Estos tres hombres ya habían sido identificados por Jefferson como los distribuidores del dinero entre los diputados del PP. La Comisión Investigadora Parlamentaria (CPI) ya había establecido, gracias al levantamiento del secreto bancario de Marcos Valerio, que Genu había retirado de las cuentas del publicitario unos 480 mil dólares entre septiembre de 2003 y enero de 2004.
Simone Vasconcelos, directora financiera de la empresa de publicidad SMPB del cuestionado Valerio declaró a Folha ayer que autorizó a Roberto Marques, un asesor de Dirceu, a retirar 21 mil dólares de una agencia del Banco Rural en San Pablo, en junio del 2004. Vasconcelos señaló que declarará lo mismo esta semana ante la Policía Federal y la CPI que investiga el esquema de sobornos a parlamentarios.
Esta declaración llega para confirmar la denuncia contra el ex número dos de Luiz Inácio Lula da Silva, y actual diputado, que había sido divulgada este fin de semana por la revista Veja y desmentida inmediatamente por Dirceu. “Desmiento taxativamente la suposición de que Roberto Marques, que es mi amigo y no mi asesor, haya sido autorizado a sacar dinero de cuentas de las empresas del señor Marcos Valerio”, había afirmado Dirceu en una nota publicada el sábado. Según Dirceu, es un intento de “desmoralizarlo frente a la opinión pública”, antes de comparecer mañana frente a la Comisión de Etica de la Cámara baja que ya ha creado mucha expectativa, entre el ambiente político y el público.
Mientras tanto, el nuevo presidente del PT, Tarso Genro, sigue intentando limpiar la imagen de su partido. Aseguró este fin de semana que pueden hacer un pacto con la oposición para acordar la agenda parlamentaria, “pero no pactar en torno de la corrupción”. Sin embargo, la crisis parece haber creado un polo de izquierda que se opone a los intentos petistas de salvataje. “Además de profundizar el modelo económico, el gobierno adoptó también el mismo modo de gobernar de sus antecesores al crear esquemas fraudulentos de recaudaciones espurias, al distribuir dinero en valijas, al comprar votos para aprobar proyectos contra el pueblo y el país”, declaran, en un manifiesto titulado “Brasil no está a la venta”, un conjunto de partidos de izquierda y otras agrupaciones radicales que dejaron el PT.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.