EL MUNDO › LOS AUTORES DEL TRIPLE ATENTADO SERIAN MILITANTES DE KASHMIR

En India no hubo atacantes suicidas

 Por Justin Huggler *
Desde Nueva Delhi

Los mercados de Nueva Delhi estaban desiertos ayer después que al menos 61 personas murieron en tres ataques con bombas coordinadas el sábado. En lo que usualmente sería el fin de semana más ocupado del año, antes del festival hindú de Diwali, las decoraciones cubiertas en lentejuelas y las luces colocadas para el festival por encima de las calles vacías. Pocos estaban afuera comprando, por miedo a futuros ataques. Al menos 110 de los heridos todavía estaban en el hospital, muchos con serias quemaduras, algunos aún peleando por sus vidas.
Mientras 22 sospechosos eran detenidos en redadas en pequeños y anónimos hoteles en Nueva Delhi ayer, fuentes de la policía y de la inteligencia aseguraron que la investigación sobre quién estuvo detrás de los ataques estaba apuntando a militantes de Kashmir –sólo horas después de un avance significativo en las conversaciones entre India y Pakistán sobre el territorio dividido–. Poco después que las bombas golpearon a Nueva Delhi, India y Pakistán acordaron abrir la frontera de facto que divide a Kashmir por primera vez en décadas para permitir el paso de ayuda para los sobrevivientes del terremoto devastador de este mes.
Luego apareció un reconocimiento de la autoría de los ataques de Nueva Delhi de un pequeño y poco conocido grupo militante kashmiro, Islami Inqilab Mahaz o Frente Revolucionario Islámico en Kashmir. Los servicios de inteligencia indios aseguraron que es probable que los militantes sean una fachada de su principal sospechoso, Lashkar-e Toiba. Ninguna evidencia que apoye esta versión se ha hecho pública. Lashkar-e Toiba es la más poderosa de las innumerables facciones militantes que luchan contra el gobierno indio en Kashmir, aunque es paquistaní en vez de kashmiro. Y el grupo está registrado como una “organización terrorista” por Gran Bretaña y los Estados Unidos.
Más detalles de los ataques salieron a la luz ayer. No fueron ataques suicidas: los explosivos fueron colocados con anterioridad. La primera bomba, en Paharganj, cerca de los hoteles económicos frecuentados por los mochileros occidentales, estaba escondida en la parte trasera de un rickshaw (un pequeño carro tirado por un hombre). La bomba en el mercado de Sarojini Nagar, que fue la que dejó más muertos, estaba escondida en un puesto de comida rápida o en una camioneta estacionada cerca de allí. Las víctimas de la tercera bomba, que estaba escondida en un colectivo, fueron prevenidas ya que el conductor la vio y la tiró entre unos arbustos antes de que explotara.
India había acusado a Lashkar de estar detrás de los ataques de 2001 contra el edificio del Parlamento en Nueva Delhi, que casi llevó a una guerra nuclear al país con Pakistán, y de los ataques mellizos en Bombay en 2001 en los que 52 personas murieron. Lashkar quedó involucrado brevemente en la investigación de los ataques del 7/7 en Londres, luego que unos informes revelaron que uno de los atacantes había visitado una madra- ssa (escuela religiosa) fuertemente vinculada con el grupo en Pakistán, aunque no hubo más información que hiciera resurgir la relación con los ataques de Londres.
Más recientemente, los militantes de Lashkar realizaron algunas de las operaciones más eficientes de ayuda después del terremoto en Kashmir dominada por los paquistaníes, llegando a las áreas más afectadas días antes que el ejército paquistaní, que fue criticado por su lentitud. No hay manera de estar seguros que fue Lashkar porque India se enfrenta hoy con más organizaciones violentas que cualquier otro país del mundo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Laura Carpineta.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.