EL MUNDO › MEDIO ORIENTE REACCIONO AL INFORME SOBRE IRAK

Dardos y laureles para Baker

El informe del Grupo de Estudio sobre Irak dividió las opiniones mundiales. Países como Palestina y Siria lo recibieron con agrado, mientras que otros como Israel e Irán lo rechazaron. “Los problemas estadounidenses en Irak son completamente independientes del conflicto que nos opone a los palestinos”, indicó el premier israelí, Ehud Olmert, haciendo referencia a una de las recomendaciones del informe Baker. El documento pide, entre otras cosas, que Estados Unidos se comprometa en favor de la resolución del conflicto entre israelíes y palestinos, así como la retirada israelí de la meseta siria del Golán a cambio de un acuerdo de paz entre Siria e Israel.

Olmert indicó que no espera que el informe Baker sea cumplido, ya que la posición de Bush sobre Siria es muy diferente a lo que recomienda el documento. “El informe no refleja la postura de Estados Unidos, sino una opinión en Estados Unidos. Es ante todo un asunto interno estadounidense”, afirmó Olmert ayer. “No sé qué es lo que decidirá hacer Bush con ese informe; puedo decir lo que he oído sobre Siria del presidente y de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, que es que no ven que se vaya a abrir un camino para negociaciones ni entre Estados Unidos y Siria, ni entre Israel y Siria”, agregó.

En tanto, una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria saludó ayer el informe de la Comisión Baker y calificó el estudio de “positivo”, aunque subrayó que para Damasco la prioridad sigue siendo la devolución de los Altos del Golán ocupados por Israel. “El informe es positivo en la forma de tratar el papel de los países vecinos de Irak para poder conseguir la estabilidad y la seguridad (en Irak)”, dijo la fuente no identificada, según informó la agencia de noticias SANA. “Lo que ha sido incluido en el informe sobre la necesidad de lograr una paz amplia en la región es objetivo y toma en consideración las raíces básicas de inestabilidad y tensión en la región: la ausencia de una paz justa y amplia”, agregó.

Por su parte, Irán rechazó la recomendación de diálogo contenida en el informe. “El problema de Irak tiene que ser resuelto a través de la retirada estadounidense de ese país”, indicó el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Manucher Motaki. “Creemos que esa decisión no necesita negociaciones con Irán u otros países de la región”, afirmó el funcionario.

Al contrario de Israel, los grupos palestinos recibieron el informe Baker con agrado. “Damos la bienvenida a este informe y esperamos que la administración de Estados Unidos lo traduzca en hechos. Nuestra región requiere la paz y el diálogo”, indicó el jefe de negociaciones palestino, Saeb Erekat. Representantes de distintas facciones armadas palestinas en Cisjordania y Gaza también alabaron las políticas sugeridas por el grupo de estudio estadounidense. “El informe demuestra que estamos en la era del Islam y de la Jihad (Guerra Santa)”, afirmó Abu Ayman, un destacado dirigente de la Jihad Islámica en la ciudad cisjordana de Jenín.

En Irak las opiniones estaban divididas. El viceprimer ministro kurdo, Barham Saleh, dijo que el informe está en la línea del gobierno iraquí, “que quiere asumir la responsabilidad en asuntos de seguridad”. Pero para otros el informe no es tan positivo. Osma al Nayafi, un diputado del partido opositor INA, criticó la falta de claridad del documento y lamentó que la estrategia recomendada no sea viable. “Lo que necesitamos es una solución internacional bajo la dirección de Naciones Unidas y un regreso al punto de partida, porque el proceso político ha fracasado”, afirmó Al Nayafi.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.