EL MUNDO › RASTROS DE POLONIO EN HAMBURGO

Cuatro infectados más

 Por Tony Paterson y Anne Penketh *
Desde Berlín

Dimitri Kovtun, un contacto ruso del ex agente de la KGB asesinado Alexander Litvinenko, dejó sustanciales rastros de polonio radiactivo en Hamburgo, que pueden haber envenenado a su ex mujer y a sus dos hijos, reveló la policía alemana ayer. La ex mujer de Kovtun, una alemana llamada Marina Wall, de 31 años, y sus dos hijos, de uno y tres años, y su actual pareja estaban siendo examinados en un hospital de Hamburgo para ver si estaban contaminados con radiactividad. Los investigadores alemanes dijeron que habían encontrado rastros de polonio en los cuatro después de llevar a cabo una extensa búsqueda en el departamento de Hamburgo de Wall, donde Kovtun, de 41 años, pasó la noche en un sofá a fines de octubre, antes de volar a Londres para encontrarse con Litvinenko el 1° de noviembre. Litvinenko se enfermó ese mismo día.

Rastros de polonio 210 también se encontraron en el baño y en un sofá del departamento. Más rastros de la sustancia fueron encontrados en el automóvil usado por Kovtun, en un permiso de residencia que él entregó a las autoridades de la ciudad de Hamburgo a fines de octubre y en la casa de la madre de su ex mujer, a quien visitó durante el mismo período. Los fiscales del estado suponen que Kovtun había llevado el polonio a Alemania desde Moscú cuando él llegó el 28 de octubre y parecían descartar la posibilidad de que la sustancia estuviera en su cuerpo y que hubiera dejado rastros de ella en los objetos a través del sudor.

La declaración pareció fomentar aún más los comentarios de los investigadores alemanes que dijeron el domingo que no podían descartar que Kovtun estuviera activamente involucrado en el plan de asesinato. Andrei Lugovoi, un empresario asociado a Kovtun que se cree que está en el mismo hospital de Moscú donde está siendo sometido a pruebas por radiación, fue entrevistado por la policía británica y rusa ayer. Lugovoi, que estuvo con Kovtun en la reunión del 1° de noviembre, le dijo a la agencia de noticias Itar-Tass: “Declaré sólo como testigo. Me informaron oficialmente de eso antes del interrogatorio. No presentaron cargos en mi contra”. Lugovoi dijo que había sido interrogado por los detectives rusos en presencia de la policía británica.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.