EL MUNDO › PARA OLMERT Y ABBAS LA TREGUA SE DEBE EXPANDIR A CISJORDANIA

Israel liberará fondos a los palestinos

El clima pareció distenderse ayer en Jerusalén, mientras el primer ministro israelí Ehud Olmert y el presidente palestino Mahmud Abbas se sentaban a discutir la salida de la parálisis en la que entraron las relaciones bilaterales con la asunción de Hamas al gobierno. La reunión duró varias horas y sobre ella pesaron muchas expectativas. Era la primera vez que los dos mandatarios se juntaban formalmente desde que Al Fatah, el partido de Abbas, perdió las elecciones a manos del movimiento islámico. El encuentro terminó sin grandes decisiones, excepto una. Olmert ordenó liberar cien millones de dólares del dinero de los impuestos que retiene de la Autoridad Palestina desde la victoria de Hamas en marzo pasado.

Lejos de acciones concretas, los dos líderes sí se animaron a esbozar numerosas expresiones de deseo y a crear comités mixtos para analizar detenidamente la situación. Desde la oficina de Olmert aseguraron que los dos dirigentes se comprometieron a avanzar en el proceso de paz entre las dos naciones. Para ello, coincidieron en que es necesario expandir la actual tregua entre Israel y la Franja de Gaza a Cisjordania. Sin embargo, para el premier israelí el cese de hostilidades primero debe cumplirse en Gaza para luego poder expandirlo. Desde la entrada en vigor de la tregua, a fines de noviembre, las milicias palestinas han disparado unos 40 cohetes Kasam contra Israel, con la excusa de que este país sigue sus redadas en Cisjordania. “Israel no puede seguir conteniéndose mientras siguen las violaciones”, habría dicho Olmert en la reunión, según la radio estatal israelí. Abbas, por el contrario, se mantuvo en su posición. Es necesario detener las detenciones y las operaciones militares en Cisjordania para despojar de cualquier argumento a los sectores palestinos más radicales.

Además, Abbas le pidió al primer ministro israelí que le devuelva el control de los territorios que antes del estallido de la segunda Intifada, en septiembre de 2000, estaban bajo plena soberanía palestina. La oficina de Olmert anoche todavía no había informado si el premier había respondido a este reclamo.

El que sí habló ayer fue el jefe de negociaciones de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, a su vuelta en Ramalá. El funcionario palestino afirmó que Olmert se comprometió a descongelar cien millones de dólares del dinero confiscado por Israel y transferirlo a la Autoridad Palestina. También adelantó que Tel Aviv liberará casi 8,5 millones de dólares para los hospitales palestinos, aunque aseguró que no puede precisar cuándo se hará la transacción.

Erekat también informó que los dos líderes decidieron crear diferentes comités mixtos para analizar las aristas del conflicto, una de ellas, la liberación de prisioneros. En este punto, Olmert reafirmó que no se dejará en libertad a los cientos de detenidos palestinos hasta que el soldado israelí Guilad Shalit, capturado por milicianos palestinos en Gaza el pasado 25 de junio, no vuelva sano y salvo a su casa.

Estos comités, como las próximas reuniones que mantendrán importantes funcionarios de los dos gobiernos, buscarán “reconstruir” la confianza, que en gran parte se quebró con la victoria electoral de Hamas. La derecha israelí criticó la iniciativa de Olmert y le recordó que el gobierno palestino sigue en manos de Hamas, una organización que no reconoce la existencia del Estado de Israel. Entre los palestinos los elogios tampoco abundaron y la Jihad Islámica ya anunció que no mantendrá la tregua con Israel.

Compartir: 

Twitter
 

Un encuentro esperado entre Ehud Olmert y Mahmud Abbas.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.