EL MUNDO › EL ABOGADO DE BUSH, EN LA MIRA DEL CONGRESO

Gonzales apretó el “delete”

 Por Rupert Cornwell *

Desde Washington

La Casa Blanca se trenzó en una nueva confrontación con el Congreso controlado por los demócratas –esta vez porque estaría reteniendo y podría haber destruido correos electrónicos que el Congreso está buscado mientras investiga supuestos errores cometidos por la administración Bush–. Esta nueva batalla, que involucra a los tres poderes del Estado, surge de una disputa sobre los ocho fiscales federales que fueron despedidos en noviembre pasado, en lo que los legisladores demócratas dicen que es un ejemplo flagrante de intromisión política de la Casa Blanca en el sistema judicial.

El asunto ya amenaza con derrocar a Alberto Gonzales, el fiscal general, acusado de hacer ojos ciegos, mientras Karl Rove –el legendario consejero político del presidente Bush– y otros funcionarios de la Casa Blanca conspiraban en el departamento de Justicia para que los fiscales fueran removidos. Pero el asunto ha ganado nuevas dimensiones con la evidencia de que Rove y algunos de sus colegas pueden haber usado deliberadamente las cuentas de los correos electrónicos del partido republicano en lugar del sistema de la Casa Blanca para enviar mensajes relacionados con los fiscales y con otros temas controversiales. Estos mensajes, sospechan los demócratas, pueden haber sido borrados, burlando así las reglas que obligan a preservar los correos electrónicos de la Casa Blanca y del gobierno. Respondiendo a los cargos de los demócratas, la vocera de la Casa Blanca, Dana Perino, insistió en que se han hecho todos los esfuerzos para recuperar los correos electrónicos perdidos. Pero eso no satisfizo al enojado Patrick Leahy, presidente del Comité Judicial del Senado, quien acusó a la administración de estar mintiendo. “No se pueden borrar esos correos, no hoy”, tronó Leahy desde el Senado. “Han pasado por demasiados servidores. Están ahí, ustedes no quieren producirlos.” Es como el infame vacío de 18 minutos en los grabaciones de la Casa Blanca de Nixon. Hoy la lucha es sobre correos incriminatorios, en 1973/74 era sobre dar a conocer las grabaciones incriminatorias que sellaron la suerte de Nixon.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.