EL MUNDO › UN CONVOY DE UNIFORMADOS RAPTO A CINCO EUROPEOS EN UN MINISTERIO

Un audaz secuestro sacude a Bagdad

Los guardias del edificio no ofrecieron resistencia y se sospecha que actuaron milicias chiítas con complicidad oficial.

 Por Kim Sengupta *

Cinco británicos fueron secuestrados ayer en Irak en un espectacular operativo por el cual un convoy de vehículos con hombres armados vestidos con uniformes de policías ingresaron sin ser detenidos al edificio de un ministerio fuertemente custodiado en el centro de Irak. Los hombres fueron secuestrados en el interior del Ministerio de Finanzas en Bagdad en lo que pareció ser una operación organizada al detalle. Los informes iniciales establecían que aquellos que habían sido sacados a punta de pistola eran un consejero alemán del ministerio y sus guardaespaldas británicos. Pero los funcionarios iraquíes dijeron más tarde que todos los rehenes eran del Reino Unido. El secuestro hizo que ayer se reuniera el comité de emergencia del gobierno, llamado Cobra. Una vocero del Foreign Office dijo: “Estamos revisando urgentemente informes sobre un grupo de occidentales ha sido secuestrado”.

Nadie se adjudicó el ataque inmediatamente, pero los métodos utilizados indicaban que era más probable que los hombres armados fueran miembros de las milicias chiítas que insurgentes sunnitas. Algunas fuentes iraquíes sostuvieron que los secuestros fueron una represalia directa por la muerte de Wissam Abu Qader, un importante lugarteniente del líder radical chiíta Moqtada al Sadr, en una operación conjunta de tropas británicas el viernes pasado en Basora. La detención del predecesor de Abu Qader en Basora, Ahmad Fartusi, en otoño de 2005, produjo una serie de secuestros de británicos en ese momento. El Reino Unido está a cargo de la seguridad en Basora desde el comienzo de la invasión.

Según los testigos, los secuestradores llegaron al ministerio, que queda en el centro de Bagdad, pero afuera de la muy custodiada Zona Verde, en 30 vehículos cuatro por cuatro blancos del tipo usados por las fuerzas de seguridad iraquíes. Ambos extremos de la calle que alberga al ministerio estaban bloqueados, pero la policía ubicada en los portones les franqueó la entrada a los uniformados. Una funcionaria iraquí dijo que los hombres armados sabían con exactitud hacia dónde se dirigían. “Entraron al anfiteatro del edifico de computación conducidos por un hombre vestido con uniforme de policía gritando: ¿dónde están los prisioneros?”, precisó.

El vocero del gobierno iraquí no supo explicar por qué los guardias del ministerio no resistieron los secuestros. Según fuentes británicas, el operativo parecía contar con el visto bueno del gobierno iraquí.

El consejero financiero que fue tomado como rehén ayer estaba asesorando al Ministerio de Finanzas en computación y contratos electrónicos. Se cree que los otros cuatro británicos secuestrados estaban trabajando como guardias de seguridad para CardaWorld, una empresa canadiense que recientemente se hizo cargo de Kroll Security Internation, una subsidiaria basada en Londres de la empresa corporativa de inteligencia, Kroll Inc. La empresa tiene un contrato para brindar seguridad a un número de instituciones extranjeras, incluyendo la embajada británica. Un vocero de la empresa dijo: “Estamos trabajando juntos con nuestro equipo en Irak para investigar lo que sucedió”.

Los grupos sunnitas tienen antecedentes de ejecutar a la mayoría de sus rehenes. Los chiítas hacen lo mismo con sus prisioneros sunnitas, pero son más abiertos a las negociaciones cuando se trata de rehenes extranjeros y han liberado a varios.

Los secuestros de los europeos ocurrieron en otro día de violencia en Irak en el que ocho soldados estadounidenses murieron, dos de ellos en un choque de helicóptero. Además, veinticinco personas murieron y 68 resultaron heridas cuando un minibús lleno de explosivos fue detonado en el centro de Bagdad. La policía también encontró 33 cadáveres, muchos de ellos con heridas de bala, tirados en las calles de Bagdad.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Un policía iraquí monta guardia en la calle Palestine de Bagdag, cerca del Ministerio de Finanzas.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.