SOCIEDAD › ASEGURAN LA REANUDACION DEL SUMINISTRO A CHILE

El gas cruza la cordillera

 Por Christian Palma
desde Santiago

El frío polar que se ha sentido con fuerza tanto en Santiago como en Buenos Aires atravesó el Atlántico y heló las manos de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, que se encuentra en gira oficial en Finlandia. Las noticias que recibió la tarde del lunes desde La Moneda no eran buenas: “Argentina no nos está mandando gas”, sentenció su ministro de Energía, Marcelo Tokman, y el fantasma de una nueva crisis (no olvidar la marcha de los pingüinos y el Transantiago) asomó con fuerza. Sin embargo, hacia la noche la Comisión Nacional de Energía informó que, tras las conversaciones mantenidas durante el día entre Tokman y el ministro de Planificación argentino, Julio De Vido, éste se comprometió a reanudar, desde la primera hora de hoy, los envíos de gas a través del gasoducto GasAndes.

Desde el Palacio Presidencial de Helsinki, la jefa del Estado chileno había roto previamente sus propias normas y habló de la coyuntura nacional –lo que evita siempre que está afuera– y sentenció: “Hay un compromiso del gobierno argentino de mantener el gas residencial y comercial. Ellos están pasando por una situación excepcional, que les ha implicado disminuir fuertemente la generación hacia Chile, pero hay un compromiso de que eso se resuelve el día de mañana (hoy)”, afirmó.

El episodio está siendo monitoreado tanto por el embajador de Chile en Argentina, Luis Maira, como por Tokman, quien mantiene contacto permanente con el vicepresidente, Belisario Velasco. Este último aseguró que ha mantenido contacto con las autoridades argentinas, las cuales reiteraron las señales de tranquilidad. Sin embargo, en ambos lados de la cordillera está claro que los apretones de manos entre los presidentes de las dos naciones limítrofes (sólo basta recordar las fotos para la posteridad entre Frei RuizTagle, Menem, Lagos o De la Rúa) no son sinónimos de cumplimiento de los protocolos gasíferos. Más, si se toma en cuenta que el clima polar registrado en gran parte de Argentina continuará, La Moneda prepara una campaña para incentivar el ahorro de energía.

Hasta antes del corte, Argentina estaba enviando entre 1,5 y 1,8 millón de metros cúbicos de gas diarios, que cubrían las necesidades del consumo domiciliario y comercial, aunque estaban muy lejos de los 22 millones que se suministran en períodos de normalidad.

En este teatro de operaciones, el ministro portavoz, Ricardo Lagos Weber, precisó que si la llave argentina continúa cerrada, “no se verán afectados los servicios básicos de gas” y “habrá servicio de agua caliente y para cocinar. Lo que se va a restringir es el gas para fines de calefacción”. Según explicó el hijo del ex presidente de Chile, “estamos hablando de una zona de la Región Metropolitana que abarca alrededor de 370 mil hogares. No es toda la capital la que eventualmente se podría ver afectada en el caso hipotético de que no se suministrara más gas desde Argentina”.

Sobre el comienzo de la campaña de ahorro de energía, el vocero de La Moneda dijo que se tratará en dos frentes: “Uno que dice relación con el ahorro en el consumo de gas propiamente tal y lo otro es una campaña un poco más amplia y global en lo referido a una campaña de ahorro de energía en general, que incluye también el tema eléctrico”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.