EL MUNDO › CANSADA DE CRITICAS, CINDY SHEEHAN SE VA A SU CASA

Réquiem para una activista

 Por Andrew Buncombe *
desde Washington

La guerra de Irak se ha cobrado otra víctima, dejando al movimiento de paz de Estados Unidos sin una de sus voces más genuinas e inspiradoras. La activista Cindy Sheehan anunció ayer que se bajaba de su posición como la “cara” del movimiento antibélico, citando su frustración ante la apatía del público estadounidense sobre Irak y el fracaso del Partido Demócrata en hacer algo más para traer de regreso a sus soldados. Dijo que había sido abusada por los conservadores y los liberales y acusada de ser una “prostituta de los medios”.

“Voy a tomar lo poco que me queda y regresaré a casa. Voy a ir a casa y ser una madre para los hijos que me quedan y tratar de ganar algo de lo que he perdido”, escribió Sheehan, cuyo hijo Casey, un reservista del ejército de Estados Unidos, fue muerto en abril de 2004. “Trataré de mantener y alimentar algunas relaciones muy positivas que encontré en el camino que recorrí cuando Casey murió y trataré de reparar algunas de las que se deterioraron desde que empecé con esta cruzada.” Sheehan ingresó en la conciencia pública y de la noche a la mañana cuando, después de la muerte de su hijo, acampó fuera del rancho del presidente George Bush en Texas y se negó a irse hasta que el presidente saliera para conocerla. Su presencia ahí y el establecimiento de “Campo Casey” revigorizó el movimiento de paz de Estados Unidos. Bush nunca la recibió en su rancho, pero aceptó reunirse con ella en una base militar en el 2004.

Mientras Sheehan podía haber esperado críticas de los conservadores y de los partidarios de la guerra, se sorprendió ante los ataques que a menudo recibió de los demócratas y de los liberales, algunos de los cuales se quejaban de que ella se explayaba demasiado y no daba un simple mensaje antibélico. Dijo que también molestaba a algunos dentro del movimiento, por la atención que ella recibía. “Gasté cada centavo que recibí del dinero que me dio un país agradecido cuando mataron a mi hijo y cada céntimo que he ganado hablando y los honorarios que recibí por el libro desde entonces”, escribió en el sitio web liberal Daily Kos. Sheehan, de 40 años, dijo que había decidido bajarse del movimiento por el reciente fracaso de los demócratas, que intentaron frenar el financiamiento de la guerra en el Congreso. Los demócratas inicialmente habían logrado la aprobación de un proyecto de ley que incluía el retiro de las tropas estadounidenses para el año que viene, pero éste fue vetado por Bush. La semana pasada el Congreso aprobó un paquete de 128 mil millones de dólares para el esfuerzo bélico y sin fijar fecha de retirada.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Réquiem para una activista
    Por Andrew Buncombe *
    desde Washington
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.