EL MUNDO › EL GOBIERNO COLOMBIANO NEGOCIA CON LAS FARC

El paso a paso hacia la paz

Ante la expectativa de los colombianos y de potencias extranjeras como Francia, Bogotá quiere acelerar la liberación de cientos de guerrilleros anunciada hace sólo unos días. La idea del presidente Alvaro Uribe era firmar ayer –al cierre de esta edición todavía no lo había hecho– el decreto para comenzar en los próximos días a trasladar a los primeros candidatos a la cárcel de Chiquinquirá, en el centro del país, donde terminarán de ser seleccionados para su liberación.

Desde hace quince días, un grupo del Alto Comisionado para la Paz del gobierno recorre incansablemente las cárceles de todo el país. Apurando un proceso que debería haber tomado meses, intentaron convencer a todos los guerrilleros detenidos de sumarse al plan de Uribe. Se reunieron con los presos y sus familiares y les prometieron protección. El resultado fue anunciado el martes por el ministro del Interior, Carlos Holguín: hay mil candidatos. A partir de la firma del decreto, el proceso de excarcelaciones contará con cinco etapas:

- El Alto Comisionado para la Paz debe terminar de depurar la lista de candidatos a partir del análisis de los prontuarios de cada preso. El gobierno puso como condición que ninguno esté acusado de delitos de lesa humanidad.

- Los elegidos serán trasladados a otra cárcel. Bogotá ya confirmó que los primeros estarán en la prisión de Chiquinquirá. De firmarse anoche el decreto, los traslados podrían empezar en los próximos días.

- Mientras estén en estas cárceles temporales, los candidatos deberán pasar por un nuevo proceso de selección. Según fuentes gubernamentales, la idea es que la lista final contenga entre 400 y 500 nombres.

- Una vez obtenida la lista de nombres definitivas, el gobierno trasladará a los guerrilleros a una zona de ubicación temporal, que todavía no se ha definido. Según versiones periodísticas, Bogotá estaría buscando un lugar religioso o un hotel que no necesite grandes inversiones de infraestructura para poder albergar al medio millar de guerrilleros.

- El último paso es la resocialización de los guerrilleros –que ya se han comprometido a desmovilizarse–. En este punto, asumirá la responsabilidad el gobierno, a través de la Oficina de Reinserción. Los capacitarán en oficios y los asistirán psicológicamente.

En total todo el proceso llevaría dos meses. Si es exitoso, el gobierno intentará repetirlo con los prisioneros de la otra guerrilla, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), después de cerrar las negociaciones en curso con la cúpula del grupo armado.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.