EL PAíS

Marche un Excalibur para cruzar llamadas involucradas con Skanska

Mediante un software similar al usado en la investigación por las coimas en el Senado, el juez Montenegro trabaja en un cruce de los contactos telefónicos entre funcionarios y ejecutivos.

 Por Irina Hauser

Al estilo de la causa de los sobornos en el Senado, el juez federal Guillermo Montenegro trabaja en el caso Skanska con una suerte de Excalibur sobre las llamadas telefónicas de funcionarios públicos, ex directivos de la compañía sueca y personajes vinculados con una de las empresas proveedoras de facturas truchas. El monitoreo rastreará los contactos de la época en que se tramitó la adjudicación y se firmaron los contratos para las obras de los gasoductos Norte y Sur.

El entrecruzamiento telefónico abarcaría al menos a los más de diez imputados citados a indagatoria a partir del 7 de junio por supuestas coimas y sobreprecios. Pretende identificar a quienes pudieron tener un papel clave en esa trama. La lista inicial que se procesaría con un software similar al Excalibur incluye al ex titular del Enargas Fulvio Madaro y el ex gerente de Nación Fideicomisos Néstor Ulloa, ambos expulsados por el Gobierno. También hay dos ex CEO de Skanska, un ejecutivo aún en funciones, varios ex gerentes y el propio auditor de la firma, Claudio Corizzo. Se suman un intermediario señalado como nexo entre la multinacional y la empresa fantasma Infiniti, que facilitó recibos falsos para simular gastos, más el apoderado de esta última.

El juez Montenegro ya pidió los números de teléfono de todos ellos. También libró un oficio a la Policía Federal para que vaya a las oficinas donde trabajaban Madaro y Ulloa y elabore un informe de las secretarias, empleados y colaboradores que trabajaban cerca de ambos ex funcionarios.

El ente del gas era el encargado de controlar la licitación de la ampliación de los gasoductos y el fideicomiso del Banco Nación administraba los fondos destinados a financiarla. Las obras fueron impulsadas desde el Ministerio de Planificación Federal. Los investigadores no descartan que el análisis de llamados se extienda a otros funcionarios de más o menos rango. Al impulsar su propio listado de indagatorias, el fiscal Carlos Stornelli incluyó también, por ejemplo, al secretario de Energía, Daniel Cameron, y a segundas líneas de funcionarios.

Montenegro fijó las citaciones apenas se halló una grabación que formaba parte de una auditoría interna de Skanska, donde el ex gerente Javier Azcárate le detallaba al síndico Corizzo la maniobra que incluyó el uso de comprobantes truchos y pago de coimas. Según ese ex directivo, se repartieron sobornos por un cinco por ciento del total percibido por la empresa sueca en los tres contratos firmados con las gerenciadoras TGS y TGN: tres por ciento para Enargas y dos por ciento para Nación Fideicomisos. Azcárate mencionaba a Madaro y Ulloa. También se refería al “negocio del pingüino de acá a dos cuadras”. Las coimas, según señaló el juez al fijar las indagatorias, habrían sido de al menos 15.692.339,97 pesos.

De acuerdo con el fiscal Stornelli, hay pruebas que incriminarían a funcionarios más allá de la grabación: por ejemplo, las notas oficiales en las que aparecen advertencias sobre la existencia de sobreprecios, pese a las cuales esas obras fueron aprobadas. En el Gasoducto del Sur lo que se pagó de más superaría los 40 millones de dólares.

En dos comunicaciones internas de Skanska, el ex gerente Alejandro Gerlero se refiere a Ulloa como quien sugirió la contratación de Infiniti para simular salidas de dinero. Ahora, con el análisis de las llamadas, Montenegro intentará reconstruir quién se relacionó con quién y con qué frecuencia en la época en que se tramitaba la adjudicación de las obras. La tecnología hasta le permitiría saber dónde estaban los personajes en determinados momentos. Como se recordará, este tipo de estudio fue una evidencia clave para determinar las coimas en el Senado. Por su lado, el juez penal tributario Javier López Biscayart –que investiga las maniobras de evasión en el caso Skanska– está por definir si procesa a Mario Piantoni, ex CEO de la empresa, y al ejecutivo Ignacio Uribelarrea.

Compartir: 

Twitter
 

Montenegro rastreará los llamados producidos cuando se adjudicaron las obras en los gasoductos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.