EL MUNDO › 14 MUERTOS ENTRE HAMAS Y AL FATAH

Combates en Gaza

La violencia intrapalestina volvió a dominar las calles de la Franja de Gaza. Los combates entre milicianos de las dos principales facciones del territorio, Hamas y Al Fatah, dejaron ayer catorce muertos, así como un inusual ataque contra la oficina del primer ministro del movimiento islamista, Ismail Haniye. Los enfrentamientos se reavivaron el jueves pasado, mientras el ejército israelí continuaba bombardeando instalaciones de Hamas. Desde ese momento, 20 personas murieron.

El jefe de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa para el norte de la Franja de Gaza, Jamal Abu al Jadin, murió ayer en violentos combates con Hamas cerca de su domicilio, en la localidad de Beit Lahya. Según una fuente médica, Al Jadin recibió más de cuarenta balas. Mientras tanto, en la ciudad de Gaza, un grupo de hombres armados disparó contra la sede del gobierno palestino, lo que obligó a Haniye y a los miembros del Ejecutivo a interrumpir una reunión y a abandonar el edificio. Este ataque pone en jaque al gobierno de unidad nacional, creado por las cúpulas de Hamas y de Al Fatah para terminar con la violencia intrapalestina. Desde la oficina del premier responsabilizaron del ataque a miembros de la guardia del presidente Mahmud Abbas –líder de Al Fatah– y a sus simpatizantes.

Los combates y los atentados de ayer también marcan un nuevo fracaso para los líderes de las dos facciones, quienes habían acordado un nuevo cese de fuego. El 19 de mayo pasado, las dos cúpulas palestinas firmaron una tregua. Esto trajo una relativa tranquilidad por unos días. Sin embargo, desde entonces, y bajo el auspicio del gobierno egipcio, los dirigentes de Hamas y Al Fatah han tenido que reafirmar ese acuerdo una y otra vez. En ninguno de estos casos surtió efecto y los combates callejeros continúan.

Cada bando culpa al otro, escalando aún más y dificultando las próximas negociaciones. Ayer el portavoz de Hamas, Fawzi Barhum, aseguró que su movimiento les dio una oportunidad a los milicianos de Al Fatah para reinstaurar el alto el fuego. “Ahora hemos decidido castigar a todos los criminales (...) y matarlos es la única respuesta disuasiva”, sentenció.

Por su parte, el presidente y líder de Al Fatah condenó sin mucha contundencia los enfrentamientos de ayer. “Estos incidentes son lamentables y nos perjudican”, fue todo lo que dijo el mandatario. Más tarde, su portavoz, Nabil Abu Rudeina, responsabilizó a los partidos regionales de promover la violencia en Gaza. Con esta interpretación, Abbas desliga a él y a su partido totalmente del conflicto, haciendo aún más difícil cualquier acercamiento con Hamas para restaurar la paz y de reavivar el gobierno de unidad nacional.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.