EL MUNDO › NEGOCIAN LA LIBERTAD DE LOS REHENES EN AFGANISTAN

Coreanos en manos de talibanes

Primero dijeron que estarían dispuestos a liberar a dos rehenes “gravemente enfermas” si el gobierno afgano excarcelaba a dos insurgentes. Más tarde, los milicianos del grupo radical afgano talibán aceptaron ayer una negociación con representantes surcoreanos sobre los rehenes que tienen en su poder, el mismo día en que se anunció una visita a Washington del presidente de Afganistán, Hamid Karzai, este fin de semana.

“La reunión tiene que realizarse en una región bajo control de los talibán”, dijo el vocero talibán Qari Yusif Ahmadi. La reunión entre los talibán y el embajador surcoreano en Afganistán, Kang Sung Zu, podría tener lugar en las próximas horas, pese a que no hubo ningún tipo de confirmación por parte de las autoridades de Seúl. Los secuestradores, que reclaman la liberación de ocho de sus miembros detenidos por las autoridades afganas, anunciaron ayer que iniciaban negociaciones con el gobierno surcoreano y hablaron por teléfono con Kang. Sin embargo, tras el asesinato del segundo rehén el lunes por la noche, Seúl subrayó que cumplir esa condición está “más allá” de sus posibilidades.

Un total de 23 surcoreanos, la mayoría mujeres, fueron secuestrados el 19 de julio en Ghazni. Hasta ahora los captores mataron al líder del grupo cristiano, un pastor de 42 años, y a un segundo secuestrado. Por su parte, el presidente afgano, Hamid Karzai, tiene previsto iniciar este fin de semana una visita oficial a su par estadounidense en la residencia veraniega de Camp David, cerca de Washington. En su primera visita a Camp David, Karzai expondrá el difícil caso del grupo de misioneros evangelistas surcoreanos.

Los talibanes consideran que el obstáculo principal a la resolución de la crisis viene por parte de los estadounidenses, que “impiden a Kabul” excarcelar a sus presos. El gobierno de Seúl, por su parte, intenta convencer a los estadounidenses para que intervengan en el caso, por lo que una delegación de parlamentarios surcoreanos tienen previstas reuniones en Washington antes de la que tendrán los presidentes. En lo que va de año, más de 600 civiles murieron como consecuencia de la violencia en Afganistán, la mitad de ellas “daños colaterales” infligidos por la coalición encabezada por Estados Unidos. La producción de opio, con el récord de 6100 toneladas el año pasado, que se prevé incluso superar en el presente, será otro de los temas de la reunión. El tráfico de drogas en Afganistán sirve para financiar a la insurrección de los talibán, movimiento fundamentalista próximo a Al Qaida, que estuvo en el poder en el país entre 1996 y finales del 2001.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.