EL MUNDO › FILTRAN UN INTERCAMBIO ENTRE CHAVEZ Y URIBE

Dialoguitos en el Caribe

Alvaro Uribe rompió con su par venezolano porque temía que sus generales se volvieran chavistas. La insólita explicación la reveló una conversación difundida ayer por la prensa colombiana.

–Alvaro, déjame ir a hablar con Marulanda. Necesitamos un despeje pequeño.

–Hugo, yo no puedo admitir que se hable de despeje, mis generales se desmoralizarían.

–Alvaro, entonces déjame y yo hablo con tus generales. ¿Quién es el comandante de tu ejército?

–El general Mario Montoya. Pero te repito, Hugo, no puedes hablar con mis generales porque se me vuelven chavistas. Todo lo que haya que hablar sobre este tema lo hablamos los dos.

La conversación la habrían revelado asesores del presidente colombiano al diario bogotano El Tiempo para explicar por qué Uribe fue tan tajante al enterarse de la llamada telefónica de la mediadora, Piedad Córdoba, al jefe del ejército colombiano. El Palacio de Nariño no confirmó ni negó esta versión, aunque el consejero presidencial José Obdulio Gaviria reconoció que ya habían existido diálogos directos entre las fuerzas armadas y Chávez en el pasado. Según dijo a la radio colombiana La W, el año pasado Uribe aceptó que el mandatario venezolano discutiera directamente con el mando castrense las denuncias sobre las actividades de grupos armados ilegales en la frontera.

Pero esta vez la historia fue distinta. Ayer Bogotá reiteró que no hay vuelta atrás en su decisión y que de ahora en más la negociación vuelve a quedar en manos del Alto Comisionado de Paz, Luis Restrepo. Con el volante de nuevo en la mano, el gobierno de Uribe no tardó mucho en volver a tensar la situación. “El gobierno va a seguir buscando por todos los medios la liberación de los secuestrados”, prometió Uribe. Lo que podría haberse leído como un simple compromiso tomó otro color con las declaraciones del ministro de Defensa, Juan Manuel Santos. “Siempre nos hemos guardado el derecho de rescatar militarmente a los rehenes”, aseguró.

Esta afirmación no es inocente. Durante los tres meses que duró la mediación de Chávez, Bogotá había aceptado –como una concesión al presidente venezolano, según los analistas– dejar de mencionar la opción militar. Este tipo de rescate es rechazado tanto por los familiares de los 45 secuestrados como por los países europeos que acompañan el canje humanitario, Francia, España y Suiza. Históricamente, la mayoría de las ofensivas del ejército contra los campamentos de las FARC terminaron con más muertos que liberados. A mediados de año, once ex diputados provinciales que llevaban cinco años en cautiverio fueron asesinados en una situación todavía poco clara. La guerrilla sigue sosteniendo que fue el resultado de un frustrado intento de rescate de los militares o de mercenarios.

Mientras Bogotá endurece su postura, en París ya se prepara un fin de semana de manifestaciones y protestas para volver a traer a Chávez al proceso, aun si Uribe no se lo permite. “Le pido al presidente Chávez que no nos abandone”, pidió ayer el esposo de Ingrid Betancourt, Juan Carlos Lecompte.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.