EL MUNDO › EL VICEPREMIER, DMITRY MEDVEDEV, ES CANDIDATO PARA MARZO

Putin nomina sucesor a un viejo aliado

 Por Shaun Walker *

Meses de especulación sobre la identidad del próximo presidente de Rusia llegaron a su fin ayer, cuando Vladimir Putin anunció que apoyaría a su viejo aliado Dmitry Medvedev, en las elecciones de marzo. Medvedev, un viceprimer ministro y presidente de la gigante empresa estatal de energía Gazprom, hace tiempo que es uno de los favoritos para la tarea. “Creo que tenemos al sucesor. La estrategia de Putin resulta clara hoy”, le dijo el político liberal Vladimir Ryzhkov a radio Ekho Moskvy. Los analistas estuvieron de acuerdo en que era casi seguro que Medvedev sería el tercer presidente de Rusia.

A diferencia de muchos de su círculo íntimo, Medvedev no tiene antecedentes en la KGB o su sucesora, la FSB. Está considerado como relativamente liberal y bajo su presidencia la política exterior de Rusia fue menos confrontativa. Una despiadada batalla por la influencia se viene llevando a cabo entre las figuras más cercas a Putin, y Medvedev tendrá que controlar estas batallas cuando se haga cargo. Es considerado un candidato que ni encantará ni asombrará a los “liberales” en el Kremlin o a los “siloviki” de la línea dura.

“No hay una sola figura aceptable de todas las personas que rodean al presidente”, dijo Alexei Makarkin, un analista político. Pero Medvedev no es alguien que apruebe radicales reorganizaciones o que quiera dominar a todos de manera que mucha gente piensa que no es una opción peligrosa. La candidatura de Medvedev fue sugerida por una coalición de cuatro partidos políticos, pero los analistas dicen que la verdadera toma de decisión debe haber tenido lugar en el Kremlin y probablemente por Putin personalmente. “Lo conozco desde hace más de 17 años y he trabajado cerca de él durante ese tiempo”, dijo Putin. “Apoyo la candidatura totalmente.” Con el apoyo de Putin y la maquinaria del Estado, Medvedev tiene casi garantizada la victoria en las elecciones en marzo.

Hace mucho que Medvedev suena para el puesto. Cuando fue nombrado viceprimer ministro en noviembre de 2005 y le fue dado el control de cuatro Proyectos Nacionales dirigidos a rejuvenecer los sectores de salud, educación y vivienda, muchos analistas creyeron que era el comienzo de la Operación Sucesor. Pero lentamente su estrella pareció apagarse. El más halcón Sergei Ivanov también fue nombrado viceprimer ministro y hubo rumores de que los trabajos de ambos serían comparados, y el mejor hombre sería elegido para suceder a Putin. Luego, se habló cada vez más de un sucesor enigmático, una figura débil que le permitiría a Putin regresar después de un breve interludio. No le está permitido servir un tercer período si es consecutivo a los otros dos.

Muchos pensaron que éste sería Viktor Zubkov, el poco conocido burócrata instalado en septiembre como primer ministro. Se barajaron una docena de otros nombres y con la inclinación de Putin por la sorpresa, todos se olvidaron del ex favorito. Ahora, Medvedev obtuvo la aprobación del único hombre que importa. “Podemos estar seguros de que ésta no es una nominación simbólica y de que Putin vuelve en un par de meses”, dijo Makarkin.

Sin embargo, se espera que Putin continúe ejerciendo influencia, posiblemente como primer ministro y los analistas dicen que no debe descartarse un regreso al Kremlin en 2012. Putin ha puesto finalmente las cartas sobre la mesa, pero cómo será el paisaje después de la próxima primavera sigue siendo incierto.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

“Conozco a Medvedev desde hace más de 17 años”, dijo Putin.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.