EL MUNDO › SARKOZY Y LA FAMILIA DE INGRID BETANCOURT RECLAMAN POR SU LIBERACION

“Cuestión de vida o muerte”

Tras conocerse el delicado estado de Ingrid Betancourt, rehén de las FARC, el presidente de Francia expresó su disposición a viajar a la frontera de Colombia y Venezuela y advirtió a las FARC por la salud de la ex candidata presidencial.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Veinticuatro horas después de la liberación de los cuatro nuevos rehenes retenidos por las FARC, y en respuesta al dramático testimonio de uno de ellos, Eladio Pérez, sobre las condiciones de detención de la franco-colombiana Ingrid Betancourt, el presidente francés y la familia de Betancourt lanzaron en París un llamado desesperado para la liberación de la rehén. Nicolas Sarkozy interpeló a las FARC para que dejaran libre “sin tardanza” a Betancourt y hasta se dijo dispuesto a viajar a la región.

Apenas liberado, Pérez dijo que Betancourt era maltratada por sus captores y que éstos se habían “ensañado” con ella. “Está muy maltratada por la guerrilla, eso hay que decírselo al mundo. La guerrilla se ha ensañado con Ingrid Betancourt y está en condiciones infrahumanas, rodeada de personajes que no le han hecho para nada la vida agradable”, dijo en declaraciones telefónicas desde Caracas. Desde Africa del Sur, Sarkozy reclamó a las FARC un “gesto humanitario”. “Se trata de una cuestión de vida o de muerte, es una cuestión de urgencia humanitaria.” Sarkozy reiteró además una iniciativa que ya circulaba en el entorno presidencial sobre la posibilidad de que el presidente se desplace a América latina: “Estoy listo, tal como lo desea el presidente venezolano, para ir yo mismo a la frontera de Venezuela y Colombia a buscar a Ingrid Betancourt si tal fuera la condición de las FARC”. En un tono dramático, Sarkozy evocó los “testimonios aplastantes” suministrados sobre los maltratos: “El martirio impuesto a Ingrid Betancourt es un martirio que ellos (las FARC) infligen a Francia”. El primer ministro, François Fillon, también se pronunció. Las FARC “tendrán sangre en las manos” si Ingrid Betancourt muere en cautiverio.

A su vez, la familia de la franco-colombiana interpeló a la comunidad internacional para que haga presión sobre Alvaro Uribe, a fin de que el mandatario colombiano acepte la negociación propuesta por la guerrilla, es decir, la desmilitarización de los municipios de Florida y Pradera. “Llamamos a los jefes de Estado del mundo a aportarle su apoyo al presidente Alvaro Uribe para que acepte con coraje y en los plazos más breves discutir sobre las condiciones del acuerdo humanitario” con las FARC. Ayer, uno de los hijos de Betancourt, Lorenzo, resaltó: “No tenemos más tiempo, mamá se está muriendo”. El ex marido de Ingrid, Fabrice Delloye, adelantó que ésta sufría una hepatitis B recurrente. La familia de Betancourt señaló en París que la ex candidata presidencial había suscitado el encono de las FARC por su rebeldía y la cantidad de veces que intentó fugarse. El gobierno colombiano se ha obstinado hasta ahora en rechazar el despeje de Florida y Pradera y propuso a cambio otra zona donde los diálogos podrían llevarse a cabo con la mediación de la Iglesia, el CICR, Francia, Suiza y España. Las FARC, que buscan una victoria política, mantienen su exigencia de la desmilitarización de los dos municipios. Ahora está circulando la conformación de otra opción que incluiría la participación directa de los países de la región: Brasil, Argentina, Cuba y Ecuador, a los que también se suman Francia y, desde luego, Venezuela.

Compartir: 

Twitter
 

Los testimonios de los rehenes liberados indicaron que Ingrid Betancourt padece hepatitis B.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.