EL PAíS › OPINION

Ibarras

 Por Juan Sasturain

Putear a Aníbal y aplaudir al Negro
fueron por años el placer y el vicio
político y bostero de Mauricio.
Hoy está loco a causa del reintegro
compulsivo a su función de presidente
sólo de Boca, cuando en su mente,
soñó con un país a su servicio.

Vuelto a su imperio de la Bombonera,
volverá a disfrutar los laterales
arranques del Negro. Y los canales
que hizo Aníbal en los arrabales
no evitarán la inundación. La barra
pide entradas y él sueña con Ibarras.
Y todo por esos putos avales...

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.