UNIVERSIDAD › DENUNCIA DE DOS VICERRECTORES ENFRENTADOS CON EL RECTOR Y LOS PADRES

Otro conflicto en el Pelle

La acusación de irregularidades en el ingreso y el pedido de renuncia a un vicerrector. Para Gak, se trata de “una maniobra pobre”.

 Por Julián Bruschtein


Como en el cuento de la buena pipa, la del Pellegrini parece una historia de nunca acabar. Tras un año plagado de conflictos, la interna entre docentes y autoridades volvió a aflorar en la Escuela de Comercio de la UBA: una profesora y madre de ex alumnos presentó una denuncia judicial por el presunto acomodo de vacantes para ingresar al secundario, por parte de las autoridades académicas de gestiones anteriores. Mientras, un grupo de padres manifestó su apoyo al rector Héctor Pastorino y defendió su pedido de renuncia al vicerrector Juan José Esturo. Justamente, Esturo es uno de los funcionarios de la escuela que participó de la denuncia por irregularidades en el ingreso, también presentada ante la Universidad de Buenos Aires, de la que depende la escuela. El ex rector Abraham Gak aseguró que se trata de “una maniobra pobre y elemental” para que la UBA “no proceda con el pedido de renuncia que le hizo Pastorino a uno de los vicerrectores”.

La profesora Susana Candia, que da clases de Biología, denunció que “varios docentes pertenecientes” a la Escuela Carlos Pellegrini le comentaron que habían escuchado al rector Pastorino decir que “tiene conocimiento sobre el acomodo con que se manejaba la asignación de vacantes a los primeros años, durante la gestión del pasado rector Abraham Leonardo Gak”. En otro párrafo indicó que Pastorino sostuvo “que se trataba de hechos pasados que él no pensaba investigar porque no correspondía”. Candia explicó a Página/12 que asentó la denuncia porque se había enterado “de manera abierta sobre los hechos, habían dejado de ser comentarios de pasillo. Luego, en al menos tres reuniones, el rector actual admitió que podía haber pasado, aunque dijo que ya no sucedería más”. La profesora aseguró que “se sentía estafada, porque tengo dos hijas”, una de las cuales no logró ingresar a través del curso en 1999. “De todo esto me enteré a fin de año, así que cuando volví indagué si se había hecho la denuncia y, como no era así, lo hice yo misma, acompañada por los vicerrectores.”

Esos vicerrectores son Esturo y Juan Carlos Bernava, quienes fueron nombrados con apoyo de Ctera mientras se desempeñaba como rector Juan Carlos Viegas, el contador que debió renunciar a fin del año pasado en medio del rechazo de la comunidad educativa. Los dos vices presentaron un pedido de investigación ante el Consejo Superior de la UBA, con un tenor parecido a la denuncia presentada por la profesora. En el escrito, señalaron que querían dejar “expresa constancia” de que, “a pesar de haberle solicitado” a Pastorino “que active los mecanismos institucionales a fin de investigar los hechos denunciados”, no habían sido notificados sobre el inicio de “procedimiento alguno”.

La Red de Padres y Madres de la Escuela Pellegrini emitió un comunicado de apoyo a Pastorino. Enumeraron una serie de razones por las cuales exigían la renuncia del vicerrector de la mañana, Esturo. El hecho más grave del que lo acusan es por “considerarlo responsable de los sucesos del 31 de octubre pasado, cuando sucedieron hechos de violencia física y verbal hacia alumnas del colegio. Responsable tanto por su presencia cómplice como por su posterior inacción en la contención de las alumnas y en el esclarecimiento de los hechos”. El comunicado había sido difundido antes de que se conociera la denuncia de Candia sobre el “acomodo” en los cupos de ingreso. Por ello, los padres consideran que la aparición de la denuncia es un intento de tapar el pedido de renuncia. “Más allá de la veracidad de los hechos denunciados, estos personajes (por Esturo) estuvieron involucrados en acciones de violencia con los chicos. Esto es imperdonable, y nunca una cosa puede hacer olvidar la otra”, comentó a este diario una madre que integra la red.

Consultado por Página/12 acerca de las denuncias que lo involucran, Abraham Gak detalló que “todo es absolutamente falso. Siempre hemos respetado religiosamente el orden de mérito que surge del ingreso”. El ex rector explicó que “sí se hacía un corte para que los alumnos que precisaran cambio de turno con razones atendibles tuvieran vacantes”. Gak dijo que “por suerte están hechas las denuncias judiciales. Va a ser muy fácil controlar todo, porque están los listados y toda la documentación que indica que se cumplió siempre con el listado de mérito. Esto es una maniobra pobre y elemental para que el Consejo Superior no proceda con el pedido de renuncia que le hizo Pastorino a uno de los vicerrectores”.

Los que aún no salen de su asombro son los estudiantes: “Es una denuncia muy grave y por eso estamos tratando de informarnos antes de tomar posición –dijo Martín Lerner, presidente del centro estudiantil–. Pensábamos que este año iba a empezar de otra manera, con más tranquilidad que el anterior. Todavía no empezamos las clases y ya hubo varios conflictos en la escuela”.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.