EL PAíS › ENCUENTRO DE NESTOR KIRCHNER CON MILITANTES DE UNA ORGANIZACION JUVENIL

Con tarea K para llevarse al hogar

En sus oficinas de Puerto Madero, el ex presidente habló con los militantes de la formación de cuadros y les encargó lecturas.

Los muchachos salieron satisfechos. Eran seis y se notaba en sus gestos que el encuentro los había entusiasmado. La reunión tuvo lugar en el moderno bunker de Néstor Kirchner, en el delicado barrio de Puerto Madero. Allí, los líderes de la organización juvenil La Cámpora –vinculada con Máximo, el hijo del ex presidente– fueron a escuchar por algo más de una hora a su “máximo dirigente”, quien les habló de historia, de la necesidad de formar nuevos cuadros políticos y hasta les dio tarea para el hogar: la lectura puntillosa de las obras del historiador Norberto Galasso, particularmente la biografía de Juan Domingo Perón.

Hasta el momento, la performance de los “jóvenes K” no logró grandes conquistas. Nunca pudieron pisar fuerte en el ámbito universitario ni lograron el pretendido “enamoramiento” de las nuevas generaciones. Es en este marco que Kirchner convocó a los representantes del incipiente espacio nacido a comienzos del año pasado. “Nos pidió que nos juntemos y salgamos a entusiasmar a los jóvenes de todo el país, formar cuadros para la gestión y transformar la buena imagen que tienen de él y del gobierno de Cristina, en militancia”, contó José Ottavis.

Además de la ambición de “llevar los claustros al barrio y el barrio a los claustros”, como explicó Mariana Gras, la directora nacional de Juventud, Kirchner los invitó a homogeneizar al movimiento juvenil: “En el ámbito universitario existen muchas fuerzas del campo popular, pero ninguna unificadora. Debemos continuar con la organización amplia en apoyo al proyecto productivo nacional. Debemos conversar con todos los sectores, incluso con la juventud empresaria con intereses por lo colectivo”, añadió Eduardo “Wado” De Pedro. Del armado del PJ se discutió poco. Sin embargo, alcanzó para que el ex jefe de Estado deslizara algunas definiciones: “El límite es la corrupción y la violación a los derechos humanos”, aseguraron que dijo.

Una de las obsesiones de Kirchner es la creación de nuevos cuadros. Es por eso que les solicitó que impulsen grupos de análisis, encuentros de discusión y hasta les prometió que les enviaría “fotocopias, artículos y libros” para que sean debatidos. “Nos dio tarea para el hogar”, se reían.

Además de Ottavis, de De Pedro y Gras, a la reunión asistieron el legislador porteño Juan Cabandié, Mauro Lablunda (ambos de GEN) y Andrés Larroque (Juventud Presente). El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, también estuvo presente. Satisfechos, los jóvenes se retiraron con la convicción de que el primer encuentro público con sus líderes será mañana, en el Congreso, cuando junto a ex piqueteros, intendentes y gremialistas se movilicen en apoyo a Cristina Fernández de Kirchner, para la apertura de las sesiones extraordinarias.

Informe: Diego González.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner se reunió con jóvenes de la agrupación La Cámpora, vinculada con su hijo Máximo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.