EL MUNDO › BRASIL SE QUEDó A OSCURAS

Apagón por tormenta

La mayoría de Brasil se quedó a oscuras durante un par de horas en la noche del martes por una presunta falla en la planta hidroeléctrica de Itaipú. El efecto dominó llegó hasta Paraguay, donde el apagón fue total, pero duró apenas 20 minutos. Según explicó ayer el ministro de Minas y Energía brasileño, Edison Lobao, la falla se produjo como consecuencia de cortocircuitos en tres líneas de transmisión ubicadas en el sur de San Pablo provocados por una fuerte tormenta eléctrica. Al menos 70 millones de personas fueron afectadas en Brasil, por lo que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva tuvo que salir a aplacar los ánimos. “En los últimos siete años hicimos el 30 por ciento de las inversiones que Brasil realizó en los últimos 123 años”, recordó el mandatario, descartando las críticas de la oposición.

Exactamente a las 22.14 hora brasileña, las principales ciudades del país se quedaron sin luz. La agitada noche de Río de Janeiro, San Pablo, Belo Horizonte, Brasilia, Recife y Goiania murió instantáneamente. Los ascensores se paralizaron, los semáforos y los subtes dejaron de funcionar y los restaurantes y bares se vaciaron en un abrir y cerrar de ojos. Columnas interminables de autos se atoraron en las calles del centro de San Pablo y Río y la policía inundó las veredas y las plazas para evitar el pánico y los robos. Algunas empresas de telefonía celular reportaron una suspensión de su servicio durante el apagón y lo mismo pasó con el servicio de agua en Río.

El mal trago hizo recordar a más de un brasileño los históricos apagones de 2001, que marcaron el declive final del gobierno anterior, de Fernando Henrique Cardoso. Para evitar comparaciones, Lula marcó las diferencias. “En ese entonces el problema era que Brasil no producía energía suficiente y no tenía integrado el sistema de transmisión, hoy tenemos todo el sistema interconectado”, explicó el mandatario.

Según informó el director general de la represa de Itaipú, Jorge Samek, esta vez el problema no fue la generación de la energía. “Desde el punto de vista de la generación de energía no ocurrió problema alguno. Estábamos operando normalmente y, de pronto, la electricidad generada por nuestras 18 turbinas pasó a no ser recibida por las líneas de transmisión. Nunca antes en la historia de Itaipú hubo registro de un problema que afectara simultáneamente a las 18 turbinas”, explicó.

La central de Itaipú produce toda la energía que consume Paraguay y es una de las principales fuentes de las zonas metropolitanas brasileñas y del polo industrial paulista.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Apagón por tormenta
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.