EL MUNDO › EL PRESIDENTE DE YEMEN EMULO A SU PAR EGIPCIO

Otra renuncia a la reelección

Yemen podría reflejarse en el espejo egipcio. Alí Abdul Saleh, el longevo presidente yemení, emuló a su par vecino, Hosni Mubarak, y ayer desistió de participar en las próximas elecciones presidenciales. La reacción llegó en respuesta a las manifestaciones que el pueblo, inspirado en las revueltas de Túnez y Egipto, mantiene en las calles desde la semana pasada en reclamo de la dimisión de Saleh. Los comicios para decidir por un nuevo mandatario sucederán recién en 2013 y el presidente, en el poder desde hace 32 años, aseguró que no abandonará el cargo antes de esa fecha. No obstante, Saleh propuso formar un gobierno de unidad nacional con los partidos opositores y debatir reformas políticas. Pero la oposición mantuvo la convocatoria a la manifestación “de la ira” que tendrá lugar esta mañana, en la que reclaman por un anticipo en las elecciones.

“No habrá gobierno hereditario ni presidencia vitalicia”, aseguró Saleh durante una reunión extraordinaria del Parlamento y del Majlis Al Shura (consejo consultivo). Ante funcionarios y legisladores, aseguró que congelará las reformas constitucionales que el Parlamento había aprobado el pasado 10 de enero, propuestas por el oficialista Partido del Congreso General Popular. Los cambios apuntaban a derogar las limitaciones en el número de mandatos presidenciales y a facilitar el acceso al poder del hijo de Saleh, Ahmed. La Constitución yemení, modificada en dos ocasiones desde la unificación del país en 1990, sólo permite al presidente presentarse para dos legislaturas.

El discurso presidencial fue entendido por los principales referentes de la oposición como “un paso positivo” pero insuficiente. “Noso-tros deseamos ver pasos efectivos”, apuntó Mohamed al Saadi, secretario general adjunto del Partido de la Reforma Islámica, la principal oposición yemení y el que lidera las manifestaciones. Por su parte, Mohamed Kahtan, del influyente partido islamista Al Islah, ratificó la realización del “día de furia” que el arco opositor organizó para hoy, y que tendrá su epicentro en la plaza Tahrir (tocaya del símbolo de las manifestaciones egipcias), en el centro de la capital. Para contrarrestar estas protestas opositoras, cientos de partidarios de Saleh se congregaron hoy en el estadio de fútbol principal de Saná, donde ondearon pancartas en apoyo al presidente.

Los partidos de la oposición piden a Saleh aplicar un acuerdo firmado en febrero de 2009, que contó con el patrocinio de la Unión Europea (UE), y que tiene la finalidad de garantizar comicios libres y limpios mediante la reforma de la ley electoral.

“Atenderé al interés público”, agregó el mandatario en referencia al abandono de su intención reelectoral. La aprobación en el Parlamento de las modificaciones constitucionales habían despertado los reclamos de decenas de miles de ciudadanos yemeníes, que convirtieron cuatro puntos de Saná, la ciudad capital, en los escenarios de sus exigencias: “No a la reelección, no a la sucesión. No a la corrupción ni a la política del empobrecimiento”, expresaron.

Además del congelamiento de los cambios, Saleh aplazó las elecciones legislativas previstas para el 27 de abril, que provocaron la decisión de la oposición de interrumpir el diálogo político con el oficialismo. A cambio, Saleh instó a los partidos opositores a ponerles fin a las protestas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice
  • HOMBRES LEALES AL PRESIDENTE EGIPCIO CHOCARON CONTRA LOS MANIFESTANTES QUE DESDE HACE DIAS PIDEN EL CAMBIO DE REGIMEN
    El contraataque de Mubarak azuzó la ira
    Por Robert Fisk
  • ZAPATERO PRESENTO EL ACUERDO QUE SELLO CON SINDICATOS Y EMPRESARIOS
    “Es un pacto de confianza”
  • LA FISCALIA PEDIRA ENJUICIAR AL PREMIER
    Berlusconi en aprietos

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.