EL MUNDO › KEIKO FUJIMORI, CANDIDATA DE LA DERECHA

Nada de eso fue un error

 Por Carlos Noriega

Desde Lima

En noviembre de 2000, el dictador Alberto Fujimori huía del Perú en medio de escándalos de corrupción y protestas populares. Once años después, su hija Keiko, que es congresista y hace poco cumplió 36 años, puede convertirse en la primera mujer que asuma la presidencia del país. Keiko, congresista desde 2006, está casada con un ciudadano norteamericano de origen italiano, con el que tiene dos pequeñas hijas. Hace unos días se conoció que el suegro norteamericano de Keiko fue condenado en Estados Unidos por evasión de impuestos.

Fue el propio Alberto Fujimori, condenado a 25 años por violaciones a los derechos humanos y corrupción, quien designó, en una sucesión dinástica, a su hija como candidata del fujimorismo. Durante la campaña se han mostrado evidencias de que el jefe del clan Fujimori dirige la campaña de su hija desde su prisión VIP de un cuartel policial, donde se reúne permanentemente con los dirigentes de su partido, con la complacencia del gobierno de Alan García, que no ha ocultado su preferencia por Keiko Fujimori en esta campaña electoral.

En la campaña para la primera vuelta, Keiko defendió con fervor el gobierno autoritario de su padre, al que calificó como el mejor de la historia del Perú. Con ese discurso aglutinó el voto duro del fujimorismo y obtuvo un 23 por ciento, que le dio el segundo lugar y la puso en el ballottage. Para la segunda vuelta, en la que necesita ampliar su base de respaldo más allá del fujimorismo para ganar, cambió radicalmente su discurso. Su estrategia electoral en el ballottage ha sido intentar distanciarse de su padre y su pesado legado de autoritarismo, violaciones a los derechos humanos y corrupción. Por primera vez reconoció que en el gobierno de su padre se habían cometido delitos y pidió perdón. Una abrumadora mayoría de la prensa la ayudó en esa operación de limpieza que buscaba presentarla como una opción nueva, distinta a Alberto Fujimori. Pero el entorno político más cercano de Keiko está dominado por los viejos fujimoristas que gobernaron en la dictadura de su padre.

Pero no sólo su entorno está cuestionado. La propia Keiko Fujimori está acusada de corrupción. La fiscalía la investiga por el desvío a su favor de más de 900 mil dólares del Tesoro público durante el régimen de su padre. Ese dinero fue utilizado por ella y sus tres hermanos para estudiar en Estados Unidos, desde donde hacían frecuentes viajes de visita al Perú. Keiko viajaba por lo menos una vez al mes al Perú y en esos viajes recogía el dinero que su padre le entregaba en efectivo. La ahora candidata presidencial ha caído en contradicciones al momento de explicar con qué dinero se pagaron sus estudios y los de sus tres hermanos. Keiko estudió administración de negocios en Nueva York y Boston.

Keiko fue primera dama durante la dictadura de su padre. Asumió el cargo a los 19 años, en 1994, después de la separación de sus padres, marcada por el escándalo público. La separación se precipitó después de que Susana Higuchi, la madre de Keiko, denunció públicamente que los familiares de Alberto Fujimori estaban robando las donaciones enviadas desde Japón para los niños pobres del Perú. En medio de la separación, Susana Higuchi denunció que su esposo había ordenado torturarla y enseñó las huellas de esas torturas. Keiko mantuvo silencio ante las denuncias de su madre y decidió apoyar sin reservas a su padre y asumir el cargo de primera dama.

La heredera política de Alberto Fujimori ha asegurado que no indultará a su padre, pero insiste en decir que es inocente y que un inocente no debe estar preso. En el fujimorismo confían en que si llegan al poder, la Justicia cederá a las presiones y liberará a su líder sin necesidad de que su hija lo indulte. Pocos dudan de que si Keiko llega a la presidencia, será su padre quien ejerza el verdadero poder.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.