EL MUNDO › ACTO DE LA ONU EN MEMORIA DE CHáVEZ

Homenaje póstumo

Las Naciones Unidas rindieron un homenaje póstumo al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, durante un acto en la Asamblea General en el que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró el legado del que calificó como uno de esos líderes que marcaron una diferencia en su país, en la región y en el mundo. “Honremos el legado que nos deja el presidente de Venezuela renovando nuestro compromiso de seguir trabajando por los nobles objetivos de la paz, la democracia y el de-sarrollo”, afirmó el secretario general del organismo internacional durante un acto que comenzó con un minuto de silencio en memoria del líder bolivariano.

Ban aseguró que el presidente venezolano será recordado por su habilidad para conectar con los más vulnerables, por dar voz a sus aspiraciones, abanderar los desafíos de los venezolanos e impulsar decididamente los movimientos de integración regional, a partir de una visión eminentemente latinoamericana. Al igual que ya hizo la semana pasada al conocer la noticia de la muerte del mandatario venezolano, el máximo responsable de la ONU destacó ayer la contribución de Chávez a las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Encabezado por el presidente de la Asamblea General de la ONU, el serbio Vuk Jeremic, quien pidió dejar atrás las diferencias para recordar a un líder carismático, el homenaje contó también con la participación del ministro de Exteriores venezolano, Elías Jaua, quien viajó en representación del pueblo chavista.

Jaua, recibido entre aplausos por los asistentes, agradeció en primer lugar, y en nombre del presidente encargado, Nicolás Maduro, y del pueblo venezolano, las incontables muestras de solidaridad por la desaparición física de quien fuera el máximo líder de la revolución bolivariana. “Rendimos homenaje a un líder trascendental que dedicó su vida a continuar la gesta libertadora de Simón Bolívar, a un hombre bueno que fue sometido a una campaña internacional sistemática de satanización, pero que falleció victorioso”, destacó Jaua.

Chávez fue un visionario que durante sus catorce años al frente del gobierno liberó incansables batallas para dar supremacía al ser humano sobre el capital, concluyó el canciller venezolano, quien asistirá a un servicio ecuménico en la iglesia de San Pablo, en Manhattan.

Por la tribuna de la Asamblea General pasó también el embajador de Cuba ante la ONU, Rodolfo Reyes, quien habló de Chávez como un “honesto, lúcido y osado luchador revolucionario que reencarnó a Bolívar para hacer lo que el Libertador (Simón Bolívar) no pudo terminar”. En nombre de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA), el embajador de Bolivia, Sacha Llorenti, se refirió a Hugo Chávez como un hombre extraordinario que durante su vida habló fuerte y claro y puso su alma al servicio de la causa de la liberación de los pueblos.

Por su parte, el embajador de Perú habló en representación de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur); la representante permanente de Santa Lucía en nombre de los países latinoamericanos, y el embajador de Uruguay, por el Mercosur, así como los embajadores de Argentina, Brasil y El Salvador.

El acto se desarrolló en el mismo lugar donde Chávez protagonizó uno de sus más recordados desencuentros con Estados Unidos en 2006. “El diablo está en casa. Ayer el diablo vino aquí. En este lugar huele a azufre”, dijo Chávez hace siete años desde la tribuna en la que veinticuatro horas antes había hablado el entonces presidente estadounidense, George W. Bush.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Homenaje póstumo
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.