EL PAIS › PANDO BUSCO JUSTIFICARSE, PERO FUE CRITICADA POR SU SHOW EN EL TRIBUNAL

Una buena cosecha de repudios

La justificadora de los represores dijo que no se había dado cuenta del gesto de degüello que hizo. “Es el odio que ha mamado de las personas que representa”, describió Taty lmeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Cecilia Pando quiso justificarse y se hizo la distraída. Después del exabrupto en pleno tribunal, que incluyó amenazas a jueces, funcionarios y víctimas de la dictadura, dijo que no se había dado cuenta de haberle hecho un gesto de degüello al secretario de Derechos Humanos de Nación, Eduardo Luis Duhalde. La representante mediática de los represores dijo que su exaltación por la condena a tres militares y un ex gendarme en Corrientes fue un “desborde”, pero inmediatamente volvió a llamar “terrorista” al secretario de Estado y a increpar a los jueces. La actitud de Pando fue repudiada por representantes de organismos de derechos humanos y referentes políticos. Para Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, se trata de una persona “peligrosa”.

Carlotto pidió que la Justicia “actúe como corresponde”: O “está demente –dijo por Pando– y debe ser internada, o debe ser llevada a los tribunales por apología del delito”. Porque “si esa actitud la tiene un joven integrante de una organización de derechos humanos lo detienen”.

Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora estuvo el miércoles en la sala de audiencia. Pando “gritaba e insultaba con bronca, con rabia porque se dan cuenta de que la Justicia sigue su curso. Es el odio que ha mamado de las personas que representa”, describió.

Juan Cabandié, legislador porteño del Frente para la Victoria y nieto recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo, consideró que “no sabe vivir en democracia” “¿Cuánto tarda una persona en demostrar cómo es realmente? No mucho tiempo. Y si además sale en los medios masivos de comunicación, este proceso se acelera indefectiblemente”, señaló.

La presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, dijo que el gesto de Pando pone de manifiesto “de lo que tienen ganas los militares (de degollar) y la mandan a ella, una gran defensora de la tortura, la muerte, la violación y el robo”.

Pando consiguió ser entrevistada por varios medios. Así, se explayó en una supuesta justificación sobre la escena que montó en el tribunal correntino. “Se vivió un momento bastante tenso en Corrientes que comenzó muy temprano con cantitos y con insultos. Y la verdad es que en ese clima tan tenso, con tanta injusticia, yo sinceramente reconozco que me desbordé. Pido disculpas, no fue mi intención, soy temperamental, todo esto me supera”, dijo en una entrevista radial para “explicar” por qué después de escuchar el fallo (tres condenas y una absolución) saltó, se subió a una silla e increpó a los gritos a los jueces, al secretario de Derechos Humanos y a la diputada Victoria Donda.

“Siempre que vamos a los juicios pedimos justicia de los dos lados –agregó ayer–, si quieren juzgar a los militares que los juzguen, pero a los terroristas también que hoy están impunes en el Gobierno, porque cometieron delitos de lesa humanidad y también terrorismo de Estado”. Aseguró que no le dijo a Duhalde “te voy a matar con mis propias manos”, pero volvió a decir que es un “terrorista que hacía apología del delito”. El propio Duhalde ya había calificado sus palabras como una “provocación” y dijo que demostraban que “si ellos tuvieran el poder volverían a hacer lo mismo”.

La ministra de Defensa, Nilda Garré, es otro de los blancos móviles de Pando. Ayer, su voz se sumó a los repudios a Pando y señaló en especial el ataque a los jueces. Garré acusó a Pando de ser una “provocadora profesional” y dijo: “Ella simplifica, pareciera querer indicar que (los jueces) le tienen miedo a un determinado sector que hoy puede estar gobernando”. Para la ministra, a esta altura parece claro que la mujer del mayor Rafael Mercado lo que quiere “es subir su nivel de exposición” como si con ello buscara ganarse afectos. “Gente que nunca pensó que iba a terminar presa ahora está terminando así y esto genera esta (actitud) loca, irracional, inadaptada, agresiva”, terminó.

“Las víctimas del terrorismo de Estado fueron privadas de todos los derechos que sí tienen los señores que ella defiende, ya que no tuvieron derecho a juicio, ni a contar con abogados, ni siquiera una sepultura digna”, señaló Mabel Gutiérrez, de familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared